Criollo habitante de Quito en 1704. Es platero de oficio.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 281

El aprendiz se convierte en maestro y sus obras ornamentan los templos de Quito hacia 1745.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 280

Retrato de Domingos Caldas BarbosaLa fecha de nacimiento de Barbosa es desconocida, pero la más aceptada es 1739, en Rio de Janeiro. Mulato, hijo de un portugués y de una esclava libre de Angola. Educado en el Colegio Jesuita de Río de Janeiro, desarrolló una tremenda improvisación literaria. Se enroló en un cuerpo de tropas que se estableció en la colonia de Sacramento, donde permaneció hasta 1762. De regreso a Río de Janeiro, pronto se embarcó para Portugal, y obtuvo el mecenazgo de dos nobles de la familia Vasconcellos, el Conde de Pombeiro y el Marqués de Castello Melhor.

A pesar de que era un mulato, obtuvo la entrada a la alta sociedad en la capital portuguesa: podía improvisar cantigas y tocar su propio acompañamiento en la viola. Sus cantigas adquirieron gran popularidad. Fue un poeta menor con facilidad, capaz de expresarse simplemente, y evitar la grandilocuencia y la sensualidad. Muere el 9 de noviembre de 1800 en Lisboa, Portugal. Los poemas de Barbosa fueron publicados póstumamente, en 1825, bajo el nombre de Viola Lereno.

Mestizo radicado en Quito en 1766. Era maestro bordador.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 294

Natural y vecino de Quito, hijo legítimo de don Marcos López Solís y de doña Margarita Fernández. Se casó con doña Rita Flor de la Bastida y tuvo por hijos a Josefa, María Manuela,  Vicente,  Felipa y  Miguel. Es maestro platero en 1779. Entre sus trabajos de platería constan las chapas de los arcos de San Antonio y la Purísima de San Francisco, con un peso real de 47 marcos dos onzas y media de plata en veinte piezas.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 283,284

No se sabe la fecha y el lugar exacto de su nacimiento, pero nació entre septiembre 1734 y agosto de 1735. Se plantea la hipótesis que quizás fue un compositor mulato. Asimismo se piensa que pudo haber sido hijo de Lourenço Dias de Oliveira, compositor portugués. Otra posibilidad es que Manuel Dias de Oliveira haya sido esclavo de Lourenço Dias de Oliveira, y puesto en libertad, sin importar si era o no su hijo. Es probable que el compositor ya se encontrara en la Vila de São José desde 1752, y se sabe esto por su entrada en la Hermandad de San Juan Evangelista. Fue militar por lo menos desde 1769, como teniente, y promovido a capitán en 1771, cargo que llevará su muerte en 1813. Se casó en 1769 con la mulata Ana Hilaria, quien contaba con quince años de edad. La pareja tuvo por lo menos 10 hijos legítimos: Maria Inácia das Virgens, Marcelina Maria Antônia, Francisco de Paula, Manuela, Ana Maria, Manoel, Ana, José, Lourenço Justiniano y Severino. Como compositor su obra más antigua data de 1769, da Muzica a Mel Dias a dois coros.

Conocido como “o Cabra“, son escasas las informaciones acerca de su vida y su producción. Hay dudas sobre si fue un esclavo libre. Se sabe que es autodidacta y desarrolla su actividad artística en la segunda mitad del siglo XVIII, en Salvador. El único documento que queda es tan sólo un contrato establecido entre 1757 y 1758, con la Orden Tercera del Carmen, para la producción de tres imágenes de Cristo: Cristo Crucificado, Cristo Sentado en la Piedra y Cristo con la Cruz sobre las Espaldas. En 1788 se produce un devastador incendio en la Iglesia del Carmen y no hay nada que asegure la preservación de esas obras, si bien hay un fuerte indicio de que se han preservado las dos últimas. Se le atribuyen diversas otras obras: una imagen del Señor Jesús de los Pasos (que se trasladó en 1764 a Santa Catarina); Cristo Atado a la Columna (expuesto en la 24ª Bienal Internacional de São Paulo, en 1998); y una imagen de Nuestra Señora de los Dolores.

Cristo atado a la columna - Francisco das Chagas