Se ignora el lugar de nacimiento. Fue discípulo de Salvador Rizo de quien aprendió a dibujar plantas y flores. Entre 1801 y 1811 trabajó con la Expedición Botánica. Murió probablemente en Santafé de Bogotá.

Es posible que en los 10 años durante los cuales trabajó Juan Nepomuceno Gutiérrez con la Expedición Botánica dejara más láminas de las seis que hasta ahora se han podido identificar como suyas.

Lorenzo Uribe Uribe, S. J.: “Los Maestros Pintores”. Capítulo XXXI, Tomo I de la Flora de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada. Ediciones Cultura Hispánica. Madrid, 1954

Nace en Bogotá en 1791, hijo del pintor Pablo Antonio García y Josefa Romero. Sus primeras lecciones de pintura las recibió de su padre. Pintó en compañía de Pedro José Figueroa varios lienzos simbólicos de las procesiones del Corpus Christi. Contrajo matrimonio con Ana María Fernández Vanegas de la cual tuvo tres hijos. El 10 de febrero de 1830 pintó al temple unas alegorías con las que se adornó la Catedral en las honras fúnebres que se le hicieron al Libertador Simón Bolívar. Dos de estas figuras fueron trasladadas pocos años después al Cementerio Central de Bogotá, y sirvieron para adornar el vestíbulo. Contrajo segundas nupcias con Gertrudis González de quien tuvo cinco hijos. El 25 de noviembre de 1870 muere en Bogotá.

Victorino García

Gabriel Giraldo Jaramillo: La Pintura en Colombia, Fondo de Cultura Económica. Colección Tierra Firme. México, 1948.
Camilo Pardo Umaña: “Las Catedrales de Bogotá”. Boletín de Historia y Antigüedades. Nos. 396 y 397. Vol. XXXIV. Bogotá,

En 1829 figura como maestro batihojas. Era criollo, vecino y natural de Quito. Tenía su taller en una tienda situada bajo el pretil de la Santa Iglesia Catedral.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 280

A finales de la época colonial, hacia 1822, trabajaba como batihojas en la ciudad de Quito.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 280

El 11 de julio de 1809 solicitó el empleo de músico bajón de la Catedral de Quito. El bajón era un instrumento que había ideado Carondelet para remplazar al contrabajo y a la viola. Recibió el empleo y se desempeñó exitosamente con el invento.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 299

Nace en Inglaterra en 1796. Dibujante y pintor. Henry Chamberlain, oficial de la Artillería Real Británica, viene a Brasil en 1819 junto con su padre, el cónsul general de Inglaterra, encargado de hacer transacciones comerciales en el país. Permanece en Río de Janeiro hasta 1820. Durante ese periodo se dedica a representar, en dibujos y pinturas, aspectos pintorescos de la vida cotidiana de la ciudad. En 1821 publica en Londres el álbum Views and Costumes of the City and Neighbourhood of Rio de Janeiro  (Vistas y Costumbres de la Ciudad de Río de Janeiro y Cercanías), ilustrado con 36 grabados en aguatinta, en color, acompañados por textos descriptivos. Tras su estancia en Brasil, sigue la carrera militar y alcanza el puesto de capitán. Viaja, además, a Nueva Zelanda e Islas Bermudas, donde fallece en 1844.

Henry Chamberlain - Quitandeiras da Lapa

Henry Chamberlain - Uma família brasileira

Ha pasado a la historia del arte con este apodo, pues se desconoce su verdadero nombre. Nació probablemente en Santafé de Bogotá. Trabajó en Santafé en donde dejó varias pinturas. Se sabe que hizo el altar del Santo Cristo Crucificado que se venera actualmente en la iglesia de Las Nieves en Bogotá. También introdujo el arte de fabricar flores de cera coloreada. El 11 de octubre de 1811 murió en Bogotá y fue sepultado al pie del Altar del Santo Cristo Crucificado de las Nieves.

Gabriel Giraldo Jaramillo: “La Pintura en Colombia”. Colección Tierra Firme, Fondo de Cultura Económica, México, 1948.