Nace en Braga (Portugal) el 6 de diciembre de 1723. Vive en Diamantina, Minas Gerais, Brasil entre 1765 y 1799. Entre las obras que encontramos de él están: las paredes de la casa parroquial (1766), de la nave (1778) y la sacristía de la Iglesia de la Tercera Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo; y  el revestimiento de la capilla y la sacristía (1779/1782) de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. En 1766 lo encontramos como jefe de la guardia de Tejuco Arraial Serro Frio. Ese mismo año se integra a la Hermandad de la Tercera Orden del Carmelo. Muere el 18 de septiembre de 1799 en Diamantina.

José Soares de  Araújo

Nace en Río de Janeiro cerca de 1790. Pintor, dibujante, decorador, escenógrafo, dorador y estucador. Estudia inicialmente con José Leandro de Carvalho y después se matricula en la clase regia de dibujo y pintura, creada en la ciudad de Río de Janeiro por el virrey Don Fernando e impartida por el pintor Manuel Dias de Oliveira. Estudia escenografía con Manuel da Costa y trabaja como ayudante de José Leandro en el Teatro São João.

En 1823 es uno de los cinco alumnos del curso de pintura que imparte Debret. En 1827 participa en la fundación de la Sociedade de São Lucas (Sociedad de San Lucas), una entidad exclusiva para pintores. Como jefe de la decoración de la casa Imperial, trabaja en el Palacio de la Quinta da Boa Vista y en el Paço da Cidade (Palacio de la Ciudad). Decora viviendas particulares, como el palacete de la marquesa de Santos, en Río de Janeiro. En 1829 restaura viejos coches, con ocasión de la boda de don Pedro I, y pública el folleto Explicação Allegorica da Decoração dos Coches de Estado de S.M.I. O Senhor D. Pedro I (Explicación Alegórica de la Decoración de los Carruajes de Estado de S.M.I. El Señor D. Pedro I), en el que describe su trabajo de ornamentación. Muere en Río de Janeiro el 10 de noviembre de 1831.

Francisco Pedro do Amaral

Francisco Pedro do Amaral

Francisco Pedro do Amaral

Pintor, escultor, dorador y encarnador. Comienza su formación en Salvador, Bahía, en el siglo XIX, con José Joaquim da Rocha. En la misma ciudad entre los años 1825 y 1834, realiza las imágenes de las iglesias de Nuestro Señor de Bonfim, la Tercera Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo, la Tercera Orden de San Francisco y la Iglesia y Convento de Nuestra Señora del Monte Carmelo. Entre 1827 y 1828, realiza obras para la Iglesia del Santísimo Sacramento y Santa Ana, en Salvador.

José da Costa Andrade

José da Costa Andrade

Nace cerca de 1586 en Valmaseda, España. Fue pintor y escultor activo en Guatemala. Es autor del retrato de fray Andrés del Valle y la serie de la Vida de santo Domingo (claustro de los dominicos de la Antigua), su obra maestra. Como escultor realizó el retablo de la cofradía de Nuestra Señora del Rosario de los Españoles en la iglesia de Santo Domingo (1615) y el retablo de la capilla de Nuestra Señora de la Antigua (1657).

Encontramos asimismo que Pedro de Liendo azotó a su aprendiz Agustín de Vargas el 29 de junio de 1611, el documento completo de este suceso podemos consultarlo aquí: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=2532. Muere en Antigua Guatemala hacia 1657.

Nace en Mariquita, cerca de 1594, hijo del pintor sevillano Baltasar de Figueroa “el Viejo” y de Catalina Saucedo. Gaspar de Figueroa se formó en el taller que fundó su padre en Turmequé, y que luego trasladó a Mariquita. Activo desde 1637, Figueroa se estableció en Santafé en su propio taller; además, ocupó el cargo de alférez de milicias en Santafé de Bogotá.

Puede considerársele como el iniciador del género del retrato en la Nueva Granada, el cual ejerció simultánea y conjuntamente con el de los temas religiosos. Una de sus mejores obras es el Retrato de fray Cristóbal de Torres, que se encuentra en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario de Bogotá. En ocasiones, algunas obras devotas iban acompañadas de la figura de uno o dos donantes, es decir los fieles que habían donado o encargado el cuadro. En algunos cuadros de Figueroa, se encuentran excelentes retratos de este género; por ejemplo, la monja del cuadro de la Virgen del Rosario de El Topo en Tunja, el niño del Nazareno y las tres mujeres del Museo de Arte Colonial de Bogotá, y la joven del Martirio de Santa Úrsula de este mismo museo. Su estilo es sobrio. En sus composiciones se destaca una figura central luminosa, rodeada de otras menores.

Casado con Lorenza de Vargas, tuvieron nueve hijos; el más notable de ellos es el pintor conocido como Baltasar de Vargas Figueroa. Entre sus obras firmadas están: Virgen Niña, San Joaquín y Santa Ana (1637), en la iglesia de San Diego, Bogotá; El Regreso de Egipto (1637), Museo del Seminario; Virgen del Rosario (1614), iglesia de El Topo, Tunja; San ]osé y el Niño (1644), Capilla del Sagrario, Bogotá; Las Animas (1656), que pertenecía a la iglesia parroquial de Usme, pero de la cual se desconoce el paradero actual; Retrato de Julián Cortázar (1630) y Retrato de Fray Cristóbal de Torres (1643), en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, Bogotá. Muere en Santafé de Bogotá, el 12 de diciembre de 1658.

Sagrada Familia - Gaspar de Figueroa

Gaspar de Figueroa

HERNANDEZ DE ALBA, GUILLERMO, Teatro del arte colonial. Bogotá, Ministerio de Educación Nacional, 1938.
HERNANDEZ DE ALBA, GUILLERMO. “El alférez Gaspar de Figueroa”. Boletín de Historia y Antigüedades, Vol. XXV, No.- 285-286 (1938).

Árbol genealógico

Árbol genealógico de los Figueroa

Era un pintor fraile agustiniano vecino de Michoacán, es mencionado por fray Matías de Escobar en su libro Tebaida. Menciona que realizó tres retratos en el convento de Charo y en el convento franciscano de Morelia un Transito de nuestro Padre San Agustín.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 131.

Es un pintor de retratos muy fecundo, su máxima obra fue un gran cuadro para el Seminario de México, en donde aparece el arzobispo Núñez de Haro premiando a los alumnos más destacados del instituto. De los retratos el mejor es el de una joven señora que pintó al óleo en 1794, en cuya parte inferior puede leerse la curiosísima inscripción que transcribimos:

“La señora doña Juana María Romero. Nació el día 23 de junio del año 1760. Se desposó con el señor José Manuel García Aurioles de León el día 28 de octubre de 777; se retrató en México a primero de noviembre de 94, habiendo tenido 9 partos y 3 malos partos, siendo el último en México el año de 93 del que [se] vido muy arresgada. Ignacio María Barreda lo pinto”.

Ignacio María Barreda

Dos años antes de ejecutar los retratos de miembros del seminario mencionado, en 1791 estaba trabajando para el Tribunal de la Inquisición pintando imágenes religiosas en el interior de cuatro celdas de las cárceles secretas.

Pintura de Castas - Ignacio María Barreda

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 174, 211

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 66 seguidores