Convento de San José, PanamáFundado en 1612 por Fray Vicente Mayol, este fue uno de los últimos conventos establecidos en Panamá la Vieja . Por mucho tiempo se emplazó este convento en el sitio que ocuparon las ruinas de la Iglesia del Convento de las Monjas de la Concepción, pero las únicas dos iglesias que no fueron destruidas por las llamas cuando la ciudad fue saqueada y quemada en 1671, fueron la Iglesia de La Merced y la Iglesia de San José, y que ellas debieron estar localizadas cerca de los arrabales de la ciudad . Hay, por lo tanto, la creencia bien fundada de que las extensas ruinas situadas a la derecha de la calle de Santo Domingo, a corta distancia del puente del Rey, son en realidad las del Convento de San José y no las de la capilla de Santa Ana, la que también estaba situada en los arrabales en esa sección de la ciudad. Confirmando esto hay un informe rendido al Rey por Miguel Francisco de Marichalar, de 25 de octubre de 1671, que asegura que el Convento de los Agustinos Descalzos estaba en las afueras y escapó al fuego de la ciudad.

220 Años del Periódo Colonial en Panamá, Rubén D. Carles, Panamá R. de P., 1969, p. 20

Convento de la Compañía de Jesús, PanamáEl convento de los jesuitas estaba emplazado en la calle de La Empedrada, cerca de la plaza principal. Establecido en 1578 recibió la ayuda del Tesoro Real. La mayor parte del trabajo de mampostería de la iglesia, que reemplazaba la anterior construcción de madera, fue iniciada en 1608. En su interior se organizó un colegio de enseñanza superior para los vecinos de la ciudad a fin de que no tuvieran que ir a Lima a terminar sus estudios. En esta casa se recibían muchos huéspedes que en todas las flotas venían de España para ir al Perú y viceversa, causando con esto muchos gastos y no pocas incomodidades a los padres Jesuitas .

220 Años del Periódo Colonial en Panamá, Rubén D. Carles, Panamá R. de P., 1969, p. 19, 20

Convento de las Monjas de la Concepción, PanamáEste convento fue fundado el 10 de febrero de 1597. Sufrió muchos daños durante el terremoto de 1621.

Su reconstrucción comenzó en 1640, pero aún no había sido terminada cuando Morgan capturó la ciudad. La iglesia de las monjas de la Concepción -que estaba inconclusa a la llegada de Morgan, pues le faltaba la torre y su fachada principal- es una de las ruinas mejor conservadas de Panamá la Vieja.

220 Años del Periódo Colonial en Panamá, Rubén D. Carles, Panamá R. de P., 1969, p. 19

Convento de las Monjas de la Concepción, Panamá

Hospital de San Juan de Dios, PanamáEl Hospital de San Juan de Dios era un enorme edificio de ladrillos y cal y canto que miraba a la calle de La Carrera, con grandes ventanas en sus lados este y oeste, destinado a asilar a los soldados y a la muchedumbre que rodaba por la ciudad en busca de aventuras y de fortuna en las Américas.

Había sido fundado originalmente en el siglo XVI con el nombre de Hospital de San Sebastián . Desde el año 1575 era administrado por el Cabildo, con un síndico nombrado por la Real Audiencia, pero las dificultades administrativas eran tan grandes que las autoridades llamaron a los Frailes Hospitalarios de la Orden de San Juan de Dios. En 1628 esta orden se hizo cargo del Hospital y continuó con él hasta cuando Morgan saqueó la ciudad.

220 Años del Periódo Colonial en Panamá, Rubén D. Carles, Panamá R. de P., 1969, p. 18

Convento de Santo Domingo, PanamáEl Convento de Santo Domingo era de tal tamaño e importancia que le dió su nombre a la calle a la cual daba su frente. Fundado en 1571 por el Padre Domingo Pérez y otros miembros de la Orden de los Dominicanos, creció en tamaño e importancia hasta 1671 cuando era uno de los conventos más hermosos de Panamá la Vieja. Frailes dominicanos fueron los primeros en pisar tierra istmeña. El Padre Andrés de Vera, capellán de la expedición para descubrir el Mar del Sur, era dominico; a la misma orden pertenecieron los obispos Fray Vicente de Pedraza, Segundo Mitrado del Darién y Fray Tomás de Berlanga, quien trajo de Canarias a Santo Domingo el plátano “guineo” y a Panamá el conocido con el nombre de “dominico”, acaso así llamado en honor al hábito de su sembrador. En el templo había un solo claustro, cuyo patio estaba rodeado por una galería de madera. La iglesia tenía su techo y pilares internos de madera. Hoy es uno de los conventos de más fácil interpretación dentro de Panamá Viejo.

220 Años del Periódo Colonial en Panamá, Rubén D. Carles, Panamá R. de P., 1969, p. 19

El Fuerte de la Natividad, PanamáEn la época colonial, hasta el ataque de Morgan, se dudaba mucho que alguien atacase a la ciudad. Hubo muchos proyectos de defensa para esta zona pero ninguno se realizó.  Inmediato al puente de piedra, en el camino del Ancón y dominando la Quebrada del Algarrobo en el lado oeste de la ciudad, se había construido el Fuerte de la Natividad, la principal defensa de la ciudad por el oeste. Las ruinas todavía muestran la vieja garita y el pozo o cisterna que proveía de agua a los cincuenta hombres de la guarnición. Seis cañones y cincuenta hombres eran parte de la defensa del fuerte.

220 Años del Periódo Colonial en Panamá, Rubén D. Carles, Panamá R. de P., 1969, p. 17

El Puente del Rey, PanamáEste bien construido arco de piedra se extiende sobre Río Abajo, orientado en dirección norte-sur. Desde 1626 reemplazó al antiguo puente de madera y sobre él pasaron las mulas cargadas con el tesoro de los incas con destino a los galeones que lo llevaban de Portobelo a Sevilla. El Puente del Rey es una gran obra de albañilería representativa de la época colonial.

220 Años del Periódo Colonial en Panamá, Rubén D. Carles, Panamá R. de P., 1969, p. 16