Capilla de San Antonio, Texcoco, Edo. De México, MéxicoEsta capilla es de un sabor popular con figuras de niños y relieves vegetales. La lápida enseña que en ella tuvo su primera escuela el padre Gante, sin embargo, esto puede ser erróneo, ya que la construcción data del siglo XVII o principios de XVIII.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 106

Lapida de la Capilla de San Antonio, Texcoco, Edo. De México, México

Lo encontramos como criollo morador de Quito, maestro de capilla de la Catedral de Quito en 1756.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 297

Para 1748 lo encontramos como maestro de capilla de la parroquia de San Blas.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 298

Casi todos los datos históricos que conservamos de este artista, considerado entre las más sobresalientes del barroco español, son gracias a su testamento del 18 de marzo de 1664 en Puebla. Nace en Málaga, Reino de Castilla en el año de 1590. Sus padres fueron Juan Gutiérrez de Padilla y Catalina de los Ríos. Lo ingresaron en el Colegio de San Sebastián de la Catedral de Málaga, bajo el magisterio de Francisco Vázquez, donde sirvió como niño cantor. Ahí recibió sus primeras lecciones de canto llano y de canto de órgano. Después de la muerte de Vázquez aspiró al cargo de Maestro de Capilla de la catedral de Málaga, sin obtenerlo, no obstante al año siguiente logró superar a tres maestros postulantes al mismo cargo pero en esta ocasión, de la Colegiata de Jerez de La Frontera en donde permaneció solo tres años, de 1617 a 1622, pasando a la catedral de Cádiz en el mismo puesto y habiendo obtenido las órdenes eclesiásticas.

Llega a México entre 1620 y 1622. Ingresó como maestro asistente de Gaspar Fernández, Maestro de Capilla y Organista de la Catedral de Puebla. A los pocos años Gutiérrez de Padilla tanto entrenaba al coro como componía chanzonetas y villancicos, como los que escribió para las festividades del Corpus Cristi de 1628 que se conservan en el archivo de la catedral de Puebla. Por la muerte de Gaspar Fernández el cabildo catedralicio lo nombró para sucederlo en el puesto de Maestro de Capilla el 25 de septiembre de 1629. El 21 de agosto de 1630 el cabildo elevó sus ingresos al tiempo que sus responsabilidades. El 25 de enero de 1633 fue reconocido por el cabildo por sus excepcionales servicios prestados un mes antes. Un año después se le distinguió como racionero por parte del Consejo de Indias. El 1 de agosto del mismo año fue despedido “por causas justas” por el cabildo quien le pidió devolver los libros de música en su poder, sin embargo, fue restituido en su puesto un mes después, en esa misma acta de restitución se le pide que asista con la capilla musical a los festejos del Santísimo Sacramento y a solicitud de las monjas su presencia a los entierros de las religiosas. Murió en la catedral de Puebla el 8 de abril de 1664.

Se conservan cuatro misas y varias piezas en latín, pero el grueso de sus obras lo constituyen los villancicos  que se encuentran en dos archivos: uno el contentivo de cabildo de la Catedral de Puebla con siete juegos de villancicos pertenecientes a los años de 1551, 1552, 1553, 1555, 1556 y 1557 a ocho voces, además el de 1559 a siete voces; y el archivo de la Colección Sánchez Garza en el CNIDIM, donde se han hallado trece obras de Gutiérrez de Padilla de las cuales doce son villancicos. La última es el motete Mirabilia Testimonia  a ocho voces, basado en el texto del Salmo 118, interpretada en la hora nona del tiempo Pascual, de esta solo se conserva una parte.

Señor principal indígena y maestro de capilla del Santuario de Guápulo en 1739. Fue hijo de José Quisoasamen y de Faustina Ansitiglla. Se casó, según consta en su testamento del 30 de agosto de 1776, con Lucía Yucapas y tuvo por hijos a Manuel, Ventura, Pedro Antonio, Juan Manuel, Petrona, Juan Francisco y Juana Polonia. Fue hija suya también María Aichailla. Su hijo Manuel heredó su oficio y puesto como maestro de capilla del santuario.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 298

Parroquia de San Antonio de Padua (San Antonio Tomatlán) Venustiano Carranza,Ciudad de México

No se tienen datos sobre la fecha de fundación de esta capilla. Por su aspecto se encuentra entre las capillas de tipos especiales. En el interior existen bellos retablos que se han conservado hasta nuestros días.

Parroquia de San Antonio de Padua (San Antonio Tomatlán) Venustiano Carranza,Ciudad de México

Iglesias y Conventos de la Ciudad de México, Monografías Mexicanas de Arte, 1920, p. XI

http://maps.google.com/maps?f=q&source=s_q&hl=en&geocode=&q=bravo+tomatl%C3%A1n,+venustiano+carranza&aq=&sll=19.385,-99.324646&sspn=0.718961,1.454315&ie=UTF8&hq=&hnear=San+Antonio+Tomatlan,+Ciudad+de+M%C3%A9xico,+Distrito+Federal,+Mexico&ll=19.435616,-99.122322&spn=0.011736,0.022724&z=16&layer=c&cbll=19.435321,-99.12244&panoid=v9T5BPe3fiuoc80pjVrEZA&cbp=12,125.59,,0,-10.45

capela da jaqueiraEsta iglesia es popularmente conocida como capilla de las Jaqueiras (árbol del pan), por estar entre esos árboles que subsisten en el sitio homónimo, hoy barrio de Recife. Esta capilla fue mandada a edificar en 1766 por el capitán Henrique Martins en la margen izquierda del río Capirabe. De planta típica de la época, formada por una simple nave, torre, corredor lateral y sacristía, todo en un solo cuerpo. Al interior existen pinturas anónimas en el techo de la nave, de la capela-mor y sobre el coro; y cuadros laterales de grandes dimensiones con representaciones de santos. En la base de las paredes laterales encontramos paneles de azulejos con imágenes de la historia de José en Egipto.

Historia de Arte Colonial Sudamericano, Damián Bayón et. al, Ediciones Poligrafa, 1989, p. 414