Gastronomía


La ambrosía (de άμβροσία, de άμβροτος, inmortal, divino) en la mitología griega era el manjar de los dioses, el néctar era la bebida: ambos conservaban la inmortalidad y la eterna juventud. Evidentemente semejante comida era negada a los comunes mortales. La receta más antigua que disponemos es de la escritora argentina Manuela Gorriti, en su libro de cocina “La Cocina Ecléctica”. La Cocina Ecléctica reúne los laboriosos platos que saboreaban nuestros antepasados, y nos cuenta mucho más que lo que dice: como se cocinaba antes de la cocina a gas y de la heladera, la gracia con que escribían las mujeres ilustradas y las no tanto, las incursiones de San Martín o de Sarmiento por el mundo de la gastronomía. Un mundo de sopas, salsas, purés y otras confecciones que trasciende el ámbito privado e íntimo del hogar para pintar los usos y costumbres de una sociedad amigas y señoras de la época. A don Domingo Faustino Sarmiento se debe el poético bautismo de este postre para toda hora que su nieta preparaba para regalárselo. Tanto adoraba ese plato que se olvidaba por momentos de sus quehaceres intelectuales y políticos.

Ingredientes

1 litro de leche
½ kilo de azúcar
12 yemas y 6 claras
Ralladura de dos limones
Un trocito de manteca
Una copita de vino generoso o licor curaçao.

Preparación

Se mezcla la leche con el azúcar y se lleva al fuego y al romper el hervor se añaden las doce yemas y las claras bien batidas por separado y la ralladura de los limones. Se revuelve la mezcla a fuego vivo hasta que aparece en la superficie un almíbar verde. Se echa todo en una budinera untada y se pone al horno normal. En el momento que la masa comienza a despegarse de las paredes de la budinera, se le echa rociando una copita de vino o de licor curaçao. Enfriar.

Torta MelosaHoy he decidido abrir una sección sobre otro gran arte el cual disfrutamos cada día de nuestras vidas, el cual nos genera un gran placer comenzando por la vista, siguiendo por el olfato y terminando en la mezcla de sabores que regocija nuestro sentido de gusto, obviamente me refiero a la gastronomía. Este debería ser considerado un verdadero arte, ya que forma parte de una de las expresiones del pensamiento humano que ha convivido con nosotros desde el principio de los tiempos. Para conmemorar este arte, he decidido traer a ustedes recetas de la época colonial de cada uno de los países de Latinoamérica, hoy comienzo con la Torta Melosa, originaria de Venezuela:

Torta Melosa

Ingredientes

1 Taza de pan rallado (pan molido)

1 taza de queso blanco rallado

2 tazas de azúcar

2 cdas. de mantequilla derretida

1 litro de leche

5 huevos

1 cdta. de vainilla

1 golpe de ron (opcional)

Preparación

En un bol vierta la leche y agregue el pan, el queso, el azúcar y la mantequilla, bata bien y agregue las claras de huevo a punto de nieve y las amarillas muy bien batidas, por último agregue la vainilla y el toque de licor. Vierta la mezcla en un molde engrasado y enharinado y lleve al horno a 350º por 30 minutos, luego apáguelo y deje la torta enfriar dentro con la puerta del horno abierta.