Literatura


Retrato de Domingos Caldas BarbosaLa fecha de nacimiento de Barbosa es desconocida, pero la más aceptada es 1739, en Rio de Janeiro. Mulato, hijo de un portugués y de una esclava libre de Angola. Educado en el Colegio Jesuita de Río de Janeiro, desarrolló una tremenda improvisación literaria. Se enroló en un cuerpo de tropas que se estableció en la colonia de Sacramento, donde permaneció hasta 1762. De regreso a Río de Janeiro, pronto se embarcó para Portugal, y obtuvo el mecenazgo de dos nobles de la familia Vasconcellos, el Conde de Pombeiro y el Marqués de Castello Melhor.

A pesar de que era un mulato, obtuvo la entrada a la alta sociedad en la capital portuguesa: podía improvisar cantigas y tocar su propio acompañamiento en la viola. Sus cantigas adquirieron gran popularidad. Fue un poeta menor con facilidad, capaz de expresarse simplemente, y evitar la grandilocuencia y la sensualidad. Muere el 9 de noviembre de 1800 en Lisboa, Portugal. Los poemas de Barbosa fueron publicados póstumamente, en 1825, bajo el nombre de Viola Lereno.

Nació en Levanto, Chachapoyas, Perú, el 3 de febrero de 1545. Hermano del teólogo Jerónimo Valera. Hijo del capitán español Luis Valera y de doña Francisca Pérez, realizó sus primeros estudios en Trujillo y los prosiguió en Lima. Ingresó como novicio en la Compañía de Jesús en 1568 y fue posteriormente ordenado en el Cusco en 1574. Dados sus conocimientos de quechua, participó en las misiones que los jesuitas habían establecido en Huarochirí, importante centro prehispánico de culto que a principios del siglo XVII fue escenario de la más intensa campaña de extirpación de idolatrías, llevada a cabo por Francisco de Ávila.

Tomó parte activa en el III Concilio Limense de 1583, y se ocupó de la traducción, del castellano al quechua, de catecismos, confesionarios y otros textos para los evangelizadores de indios. Por otra parte, existen evidencias de que Valera fue acusado de herejía al incluir ciertos comentarios favorables al incanato y que, consecuentemente, fue encerrado por los mismos jesuitas por un período breve.

Hacia 1590, viajó a Europa para preparar la impresión de sus obras. Estuvo en Cádiz cuando esta ciudad fue saqueada por los ingleses en 1596, hecho relacionado con la pérdida de muchos de sus escritos, entre los que se encontraba una “Historia de los Incas”, titulada Historia Occidentalis, de cinco tomos, de la cual sólo se conservaron unos fragmentos.  Muere en Cádiz, España, en 1597.

Retrato de Inca Garcilaso de la VegaFue un escritor e historiador peruano. “Primer mestizo biológico y espiritual de América“, “Príncipe de los escritores del nuevo mundo“, son algunos de los apelativos con los cuales se califica a este gran cronista mestizo. Nació en Cuzco, Gobernación de Nueva Castilla, el 12 de abril de 1539.

Era hijo del conquistador español capitán Sebastián Garcilaso de la Vega, de la nobleza extremeña, y de la ñusta o princesa inca Isabel Chimpu Ocllo, nieta del Inca Túpac Yupanqui y sobrina del Inca Huayna Cápac, emperador del “reino de las cuatro partes o suyos” o Tahuantinsuyo (nombre del Imperio incaico en su lengua nativa quechua). Estudió en el colegio de Indios Nobles del Cuzco, el Inca Garcilaso de la Vega recibió en Cuzco una educación al lado de los hijos de Francisco y Gonzalo Pizarro, mestizos  e ilegítimos como él, pero durante sus primeros años estuvo en estrecho contacto con su madre y con lo más selecto de la nobleza incaica, por ejemplo los hijos del emperador Huayna Cápac: Paullu Inca y Tito Auquí.

Sin embargo, su padre se vio obligado a abandonar a la princesa inca a causa de la presión de la corona porque los nobles españoles se casasen con damas nobles españolas, y así lo hizo para matrimoniar con Luisa Martel de los Ríos; sin embargo, no lo hizo sin conceder antes a su madre una cuantiosa dote, que le sirvió para casarse con Juan del Pedroche, un soldado peninsular, de la que tendría el inca dos mediohermanas, Luisa de Herrera y Ana Ruiz. Su adolescencia estuvo ensombrecida por las cruentas guerras civiles del Perú, y él y su padre padecieron la persecución de los rebeldes Gonzalo Pizarro y Francisco de Carvajal.

La primera vez que el Inca Garcilaso de la Vega viajó a España fue a la edad de 11 años. Diez años más tarde, poco después de morir su padre, a los veintiún años de edad, el 20 de enero de 1560, cuando Garcilaso salió de Cuzco camino a España, emprendiendo un viaje que se mostró particularmente arriesgado desde la Ciudad de los Reyes (Lima) hasta Panamá y Cartagena de Indias, para tomar la ruta de los galeones hasta la Habana y las Azores, donde un marinero portugués le salvó la vida antes de llegar a Lisboa.

Tras una breve estancia en Extremadura, donde visitó a unos familiares, se estableció en el pueblo cordobés de Montilla donde residía su tío Alonso de Vargas. Luego, en 1561, fue a Madrid a pretender algunas mercedes que se debían a su padre, y allí conoció al conquistador Gonzalo Silvestre, quien le suministraría numerosos datos para su obra La Florida. Abandonó el nombre de Gómez de Figueroa y firmó ya para siempre con el de Garcilaso de la Vega, por el que será conocido.

Como su padre, logró el grado de capitán, y tomó parte en la represión de los moriscos de Granada bajo el mando de don Juan de Austria y, más tarde, conoció las obras del filósofo neoplatónico León Hebreo, cuyos Diálogos de amor traducirá. Entre 1570 y 1571 se entera de la muerte de su madre y de su amado tío Alonso de Vargas. Poco después, el fallecimiento de su tía política Luisa Ponce le hizo relacionarse indirectamente con Luis de Góngora y en Montilla coincidió con Miguel de Cervantes, que recaudaba fondos para la corona. En 1590 dejó las armas y entró en la religión.

Se trasladó a Córdoba en 1591, y se relacionó con algunos doctores, como el jesuita Juan de Pineda, quien le instó a preparar un comentario piadoso de las Lamentaciones de Job. Buscó relaciones de soldados asistentes a la conquista de La Florida y encontró dos, la de Alonso Carmona y la de Juan Coles, que le obligaron a retocar lo que ya tenía escrito sobre Hernando de Soto. En 1605 publicó el resultado en Lisboa con el título La Florida. Murió en Córdoba, España, el 23 de abril de 1616.

Retrato de Francisco Eduardo TresguerrasNace en la ciudad de Celaya, Guanajuato, el 13 de octubre de 1759  con el nombre de Francisco Joseph Eduardo Maximiliano Fernández Martínez de Ibarra, hijo legítimo del señor Francisco Joseph Eduardo Fernández Tresguerras de la provincia de Santillana del Mar y de María Guadalupe Martínez de Ibarra. Creyendo poseer una vocación religiosa, entró en un monasterio en la Ciudad de México, pero pronto cambió de opinión. Regresó a Celaya y se casó con María Josefa Ramírez, con quien procreó seis hijos. Comenzó trabajando como artista en labores de pintura, escultura y grabado. Pronto en 1794 pidió licencia para actuar como arquitecto. Su primera obra fue la Fuente de Neptuno (1797) y un arco conmemorando la proclamación de Carlos IV de España como rey. Ambos monumentos se encuentran en Querétaro. Fue un prominente arquitecto, pintor, escultor y grabador mexicano del período colonial y primeros años de la independencia. Falleció en la ciudad de Celaya, el 2 de agosto de 1833.

Obras

Arquitecto:

Celaya:

  • Obelisco y fuente conmemorativa del rey Carlos IV.
  • Torre de San Agustín.
  • Torre, cúpula  y altares de San Francisco.
  • Altares de la Tercera Orden.
  • Puente de cinco ojos sobre el Río Laja.
  • Capilla- tumba, en la hermosa Capilla  de los Dolores,  construida en el atrio del templo de San Francisco.
  • Reconstrucción de la Iglesia del Carmen, en estilo neoclásico (1802-1807).

Querétaro:

  • Fuente de  Neptuno (1797)

San Luis Potosí:

  • Teatro Alarcón.
  • Altar mayor del Templo del Carmen.
  • Obelisco conmemorativo de la Independencia en la plaza mayor.

Guanajuato:

  • Casa de Rul.

Michoacán:

  • Catedral de Zamora

Pintor:

  • Retrato de sus esposa (1787).
  • Autorretrato (1794).
  • Santa Ana, La Virgen Niña, dos frescos en la iglesia del Carmen y en San Luis  Potosí.
  • Juicio Final en la capilla de los Cofrades en la Iglesia del Carmen en Celaya.
  • La Dolorosa en la capilla de Los Dolores.

Escultor:

  • San Elías, estatua de la iglesia del Carmen de Celaya.
  • La Virgen del Carmen.
  • Santa Rosa de Viterbo.
  • Educación de la Virgen.

Escritor:

  • Obras devocionales, ejemplo de ello la novena a la dolorosa que aun se reza en la ciudad de Celaya.
  • Sátiras poéticas.
  • Se publicó un cuaderno de notas de carácter crítico en 1962, con el título de Ocios literarios, que se conserva en la biblioteca de la Academia de San Carlos.

Monumento a Francisco Eduardo Tresguerras

Monumento a Francisco Eduardo Tresguerras, Celaya

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 181, 182,183,218,222,226,227,228,229,230,231,251,259.

Francisco Eduardo Tresguerras

San Juan de la Cruz - Francisco Eduado Tresguerras

Nació en 1681 en Miraflores de la Sierra, Toledo, España. Muy joven entró al noviciado de los Padres Jesuitas. En 1705 viajó al Nuevo Reino de Granada y completó sus estudios eclesiásticos en Santafé de Bogotá, Colombia. Trabajó en los colegios de Honda, Mompós y Pamplona. En 1720 fue asignado a las misiones del Meta. Para 1736 escribió la “Historia de los Llanos de Casan are y los ríos Orinoco y Meta“. Muere en Casanare ese mismo año.

La vida artística del Padre Rivero se conoce solo por la referencia que a él hace el Padre Gumilla, quien en 1739 escribió una “Breve noticia del venerable Juan de Rivero“. Por lo que sabemos que hizo las decoraciones de numerosas iglesias y capillas de los Llanos Orientales. Asimismo se le atribuye las obras de la iglesia de la Reducción del Beatro Regis, situada entre Guanapalo y Meta.

Retrato de Alonso de OvalleNace en Santiago de Chile el 27 de julio de 1603, hijo de Francisco Rodríguez del Manzano y Ovalle, y de María Pastene y Lantadilla, poderosos encomenderos, dueños de la Hacienda de Peñalolén, de tierras en Puangue y de la Hacienda de Taguatagua.

Estudio Teología y fue ordenado sacerdote jesuita después de 11 años de estudios, dedicándose desde entonces a la enseñanza y las misiones.

Ovalle tuvo que viajar a Madrid y Roma como procurador de la Viceprovincia jesuita de Chile, y fue en este último lugar donde escribió y publicó su “Histórica relación del Reyno de Chile” (1646), realizó algunos bosquejos simples para los grabados que ilustran su obra.

El estilo de Ovalle es considerado un ejemplo del uso canónico de la lengua castellana, como lo prueba el que fuese incluido entre una de las fuentes en la primera edición del Diccionario de Autoridades, publicado por la Real Academia Española.

Muere en Lima en mayo de 1651.

Nació en la villa de Ocaña, provincia de Toledo, hacia el año 1570, y fueron sus padres Juan de Huerta y María de Salcedo. Sabemos que siendo todavía muy joven, en tiempos del prior fray Diego de Talavera, ingresó en el Monasterio de Guadalupe el 8 de junio de 1588.

Partió el 3 de enero de 1599 a las Indias en compañía del padre fray Martín de Posadas con la empresa de difundir la devoción a la Virgen de Guadalupe, recoger los donativos que en aquellas tierras se hacían al monasterio extremeño y reglamentar su envío para el futuro. Dicha tarea pretendía dar fin a los numerosos abusos hechos con estos donativos de los devotos americanos, que no llegaban, o lo hacían difícilmente, a las arcas del monasterio. Conocemos con bastante exactitud la peripecia de ese viaje gracias a su obra Viaje de Diego de Ocaña en el virreinato del Perú. Así llegaron a Puerto Rico el 24 de marzo y, tras una escala en Cartagena y Portobello, desembarcaron en Panamá el 1 de mayo de ese mismo año. En la ciudad de Lima, a la que llega el 23 de octubre, se detiene hasta el 6 de febrero del año siguiente. Fundó la capilla de la Virgen de Guadalupe que fue levantada en dicha ciudad por Alonso Ramos Cervantes y su mujer. Se sabe que el fraile jerónimo pintó la imagen para esta capilla y que dicha imagen se enriqueció con un número considerable de joyas.

Así embarca en el Callao, el 6 de febrero de 1600, con dirección a Chile, región que recorrería por tierra hasta el estrecho de Magallanes. Se sabe que su regreso fue bastante accidentado, dado que tras una revuelta de los indios de Chile tuvo que atravesar los Andes hasta llegar, por Paraguay, a Potosí. Se detuvo algún tiempo en las ciudades de Potosí, Sucre y sus alrededores, hasta junio de 1603. Aprovecha ese tiempo para hacer imágenes de la Virgen de Guadalupe para el Convento de San Francisco de Potosí y para la Catedral de Sucre. El 16 de junio de 1603 marcha para Chuquiabo, Copacavana, Arequipa y Cuzco, en donde realiza también imágenes de la Virgen de Guadalupe. Llegó muy enfermo a Lima, donde se detuvo hasta agosto del año 1604.

En la navidad de ese mismo año embarcó para México. Es entonces cuando termina su narración. Nada sabemos nosotros de su vida desde ese momento hasta el año de su muerte, acaecida en la Nueva España, cuando contaba con cuarenta años de edad, que se conoce por las noticias que llegaron sobre la misma al Monasterio el 17 de noviembre de 1608. Fue, en fin, el padre Ocaña un hombre polifacético. Misionero y enviado especial de Guadalupe a tierras americanas supo compaginar pintura y escritura, artes que cultiva con notables aciertos, con el esfuerzo continuo por cumplir la empresa que se le había encomendado.

fray Diego de Ocaña

Página siguiente »