Z


El 27 de septiembre de 1603 encontramos una escritura de servicio con María Angelina, india de 7 años de edad, que entra al servicio de Martín de Zumaya, vecino de México, por tiempo de 8 años. El 31 de enero de 1604 hayamos otra escritura de servicio, esta vez con Antoña María, mestiza de 14 años, que entra al servicio de Zumaya, por un año y medio. El 28 de junio de 1604 toma como aprendiz a Juan de Morales, español de 12 años de edad. Hizo una colateral para la iglesia de Jocotitlán, lo encontramos reclamando su pago al cura del pueblo entre los años 1613 y 1626. Manuel Toussaint supone por las fechas que podría ser hijo de Francisco de Zumaya o el padre de Micaela de Zumaya, quién se casa con Juan de Arrúe en 1632.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 72.
CATÁLOGOS DE DOCUMENTOS DE ARTE 29, Archivo General de Notarías de la ciudad de México, PROTOCOLOS III

Aparece en el año de 1796 haciendo su examen de bordador.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 197

Nació en Popayán, Colombia. En 1796 llegó a Santafé de Bogotá, para trabajar como pintor en la Expedición Botánica. En 1798 se retiró de la Expedición. Debió morir probablemente en Popayán. De él solo se conoce una lámina en negro que va firmada con su nombre y que hace parte de la iconografía de la Flora de la Real Expedición Botánica.

Lorenzo Uribe Uribe, S. J.: “Los Maestros Pintores”. Capítulo XXXI, Tomo I de la Flora de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada. Ediciones Cultura Hispánica. Madrid, 1954.

Nació probablemente en Santafé de Bogotá, Colombia. Ingresó a la orden dominicana. Entre 1663 y 1664 dirigió la construcción del puente de San Francisco, el cual fue construido sobre el río de este nombre en lo que hoy constituye el cruce de la carrera 7a. y la Avenida Jiménez de Bogotá. La obra se hizo enteramente de piedra y ladrillo, y prestó durante muchos años, invaluables servicios. El puente estaba sostenido por un bello arco apuntado. Debió morir en esta ciudad.

Pedro María Ibáñez: “Crónicas de Bogotá”. Tomo I, pp. 217-218, Tomo IV, p. 617. Biblioteca Popular de Cultura Colombiana, Bogotá, 1952.

Su verdadero nombre era Francisco de Ibía, natural de Zumaya, en Guipúzcoa, de donde tomó el nombre. Era descendiente de la noble casa-torre de Zumaya, conocida también como de Gamboa. Nace en 1532; llega a México poco antes de 1565. Antes de 1577 lo encontramos casado con Catalina de Sandoval, y una hija suya, Isabel de Ibía, se casa con Baltasar de Echave Orio, posiblemente su discípulo. En 1587 lo encontramos como testigo en una declaración ante la Inquisición.

De sus obras se conoce poco, en 1574 hizo las corozas para el Auto de Fe, y en las reparaciones de la catedral de México, doró los púlpitos de la capilla del Crucifijo. Quizás la única obra que se conserva sea el San Sebastián en la Catedral de México, hoy desaparecida.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 68,72.

San Sebastián - Francisco de Zumaya

Compositor italiano, nació en Prato el 17 de octubre de 1688, hijo de Sabatino Zipoli y Eugenia Varochi. Sabatino fue un campesino que vivía en las tierras de la familia Naidini, más allá de los muros de la ciudad. Zipoli permaneció allí hasta 1702, pasando a la edad de 14 a los alrededores de la Cattedrale di “S. Stefano” en la ciudad.

Desde 1707 estudió en Florencia, probablemente con Giovanni Maria Casini, bajo el patronato de Cosme de Médicis, Gran Duque de Toscana. Durante un breve período, estudió en Nápoles con Alessandro Scarlatti, para trasladarse luego a Bolonia, donde trabajó a las órdenes del padre Felipe Lavinio Vannucci. En 1709 completó su formación musical con Bernardo Pasquini en Roma  por poco tiempo, hasta la muerte de este último. Luego permaneció en la ciudad, donde ocupó varios cargos, el más importante de los cuales fue como organista de la Chiesa del Gesú.

Durante los primeros meses de 1716, Zipoli viajó a Sevilla, donde ingresó directamente en la Provincia jesuítica del Paraguay el 1 de julio y comenzó su noviciado. Se trasladó a Sudamérica durante el año siguiente, estableciéndose en Córdoba, Argentina. Allí completó sus estudios en teología y filosofía, como preparación para ser ordenado sacerdote. Debido a que la sede obispal de Córdoba se encontraba vacante, la ceremonia nunca se realizó. Falleció el 2 de enero 1726 debido a una enfermedad infecciosa de origen desconocido. Aunque se la ha identificado como tuberculosis, no existe ninguna prueba al respecto.

De más de cincuenta años, maestro bordador con tienda en la calle del Hospicio en casa del convento de San Nicolás, de Agustinos de Michoacán. Aparece como testigo en un pleito de otro bordador Vicente Vallarta.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 196

Página siguiente »