L


Pintor mestizo, citado en 1663 en el testamento de doña Ana de Cabrera, hija natural de Sebastián de Benalcázar. A este informe se añade que el pintor había dejado una escultura como prenda por una deuda con Ana de Cabrera.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 222

Natural y vecino de Quito, hijo legítimo de don Marcos López Solís y de doña Margarita Fernández. Se casó con doña Rita Flor de la Bastida y tuvo por hijos a Josefa, María Manuela,  Vicente,  Felipa y  Miguel. Es maestro platero en 1779. Entre sus trabajos de platería constan las chapas de los arcos de San Antonio y la Purísima de San Francisco, con un peso real de 47 marcos dos onzas y media de plata en veinte piezas.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 283,284

Nació en la ciudad de México, fue bautizado el 24 de febrero de 1579, hijo de Juan López de Herrera y de Magdalena López. Alonso López de Herrera ejerció su arte en la ciudad de México y Puebla, aunque don Manuel Toussaint opina que quizás exista obra suya en Morelia y Oaxaca. En 1610 ingresó en la orden de Santo Domingo. No se sabe la fecha exacta de su fallecimiento pero debió ser cerca de 1654.

Divino Rostro - Alonso López de Herrera

Su obra se caracteriza por los tonos cálidos y la perfección en el dibujo. Entre sus obras encontramos: el Retrato del arzobispo fray García Guerra, su primer obra, fechada en 1609, y que se encuentra en el Museo Nacional, La santa faz (1610-1620, Escuela de Artes Plásticas), El divino rostro (1643, catedral de México), Santo Tomás de Aquino (1610-1620, col. Romero de Terreros)

Inmaculada - Alonso López de HerreraResurrección - Alonso López de HerreraAnales del Instituto de Investigaciones Estéticas, ROMERO DE TERREROS, MANUEL, EL PINTOR ALONSO LOPEZ DE HERRERA, 1965, vol. IX, núm. 34, pp. 5-14

Nació en Italia. Llegó al Nuevo Reino de Granada como hermano lego de la Compañía de Jesús. Entre 1633 y 1640 trabajó en el Retablo Mayor de la Iglesia de San Ignacio. El altar mayor de la iglesia de San Ignacio es una de las joyas del arte colonial de Bogotá. Este va adornado con tres tipos diferentes de columnas, para cada uno de los tres cuerpos. Debió morir en Bogotá.

Luis Alberto Acuña: “Ensayo sobre el Florecimiento de la Escultura en Santafé”. Editorial Cromos, Bogotá, 1932.
Alfredo Ortega Díaz: “Arquitectura de Bogotá”. Editorial Minerva, Bogotá, 1924.

Nació en Santafé de Bogotá. El 27 de octubre de 1699 contrató con el Oidor don Francisco José Merlo de la Fuente la hechura de las imágenes del Nacimiento de la Ermita de Belén en Bogotá. Debió morir en Bogotá.

Guillermo Hernández de Alba: “Teatro del Arte Colonial”. Litografía Colombia. Bogotá, 1938.

Nació en Santafé de Bogotá. En 1629 ejecutó en piedra y bronce, la estatua orante del Arzobispo Fernando Arias de Ugarte. El 15 de febrero de 1656 contrató para el Padre Bernardino de Rosas: Un Cristo Crucificado y otro descolgado. Debió morir en Santafé de Bogotá.

El Señor de Monserrate

Pedro de Lugo Albarracín, usó de artificios, por lo demás muy comunes en España, tales como recubrir las cabezas de sus cristos con cabellos humanos y emplear pestañas verdaderas para los mismos. La mayoría de sus obras fueron policromadas y ejecutadas en plomo. Existen en Bogotá las siguientes imágenes: El Crucifijo de la Iglesia de Las Nieves, El Señor Caído de la Iglesia de Las Nieves, El Señor de la Columna de la Iglesia de Las Nieves, El Señor Caído de Monserrate, El Señor Caído de la Iglesia del Carmen, El Señor de la Columna para la Iglesia del Carmen (hoy en la Iglesia de la Tercera), El Ecce Horno de la Iglesia de San Ignacio (media figura de tamaño natural policromada), El Señor de la Misericordia de San Agustín, dos Angelitos de 40 cm. de alto, en pasta y con manos de plomo, que se encuentran hoy en la iglesia de Monserrate y El Señor de la Torre, para la iglesia de la Tercera.

Roberto Pizano: “Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos”. Camilo Bloch. Editor. París. 1926.
Guillermo Hernández de Alba: “Teatro del Arte Colonial”. Ministerio de Educación Nacional. Litografía Colombia. Bogotá, 1938.
Luis Alberto Acuña: “Ensayo sobre el Florecimiento de la Escultura Religiosa en Santafé”. Editorial Cromos. Bogotá, 1932.

Nació probablemente en Tunja. Entre 1686 y 1689 hizo por encargo de Fray Agustín Gutiérrez, los ocho relieves con escenas de la vida de la Virgen y del Salvador para la capilla de Nuestra Señora del Rosario en la Iglesia de Santo Domingo en Tunja. Debió morir en Tunja.

El Retablo de la Capilla del Rosario, Tunja

La Capilla del Rosario es una de las obras de arte más interesantes de la ciudad de Tunja. El retablo se debe al escultor José de Sandoval y los dorados y estofados son de Diego de Rojas, quien también trabajó en Santafé de Bogotá.

Guillermo Hernández de Alba: “Arte Hispánico en Colombia”. Edición de la Dirección de Información y Propaganda del Estado. Bogotá, 1955.
Santiago Sebastián: “Álbum de Arte Colonial de Tunja”. Impreso en los talleres de la Imprenta Departamental. Tunja, 1963.

Página siguiente »