D


Para 1604 era un oficial de cantería que trabajó con Juan del Corral en la construcción de varios puentes.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 200

No se sabe la fecha y el lugar exacto de su nacimiento, pero nació entre septiembre 1734 y agosto de 1735. Se plantea la hipótesis que quizás fue un compositor mulato. Asimismo se piensa que pudo haber sido hijo de Lourenço Dias de Oliveira, compositor portugués. Otra posibilidad es que Manuel Dias de Oliveira haya sido esclavo de Lourenço Dias de Oliveira, y puesto en libertad, sin importar si era o no su hijo. Es probable que el compositor ya se encontrara en la Vila de São José desde 1752, y se sabe esto por su entrada en la Hermandad de San Juan Evangelista. Fue militar por lo menos desde 1769, como teniente, y promovido a capitán en 1771, cargo que llevará su muerte en 1813. Se casó en 1769 con la mulata Ana Hilaria, quien contaba con quince años de edad. La pareja tuvo por lo menos 10 hijos legítimos: Maria Inácia das Virgens, Marcelina Maria Antônia, Francisco de Paula, Manuela, Ana Maria, Manoel, Ana, José, Lourenço Justiniano y Severino. Como compositor su obra más antigua data de 1769, da Muzica a Mel Dias a dois coros.

El 4 de octubre de 1553 le fue adjudicada la construcción de la segunda Catedral de Bogotá, cuya obra debería ejecutar con el alarife Pedro Vásquez y el obrero Juan Rey. El costo de la nueva fábrica sería de 1.000 pesos oro, de 450 maravedís cada uno, suma que se pagaría por terceras partes: una por la Real Caja, otra, por los vecinos de la ciudad, y la tercera, por los naturales de sus términos, quienes habrían de trabajar gratis. Ninguno de los dos alarifes pudo terminar la obra, la cual quedó en manos de Juan Rey. En 1560 murió asesinado por un negro.

Camilo Pardo Umaña: “Las Catedrales de Bogotá”. Boletín de Historia y Antigüedades. Nº 396 y 397. Vol. XXXIV. pp. 695-696. Bogotá, 1947.

En 1700 aparece como maestro batihojas, Notario del Santo Oficio. Tenía obrador en Quito con guarniciones de oro y trabajaba tirando hilo de plata. Fueron discípulos suyos Jerónimo Bastidas y Diego Rodríguez, quienes le sucedieron en el oficio.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 278, 279

Sin ser nombrado maestro se ocupó de la obra de la catedral de Valladolid (Morelia), después de la muerte del maestro Juan de Silva en 1709. En febrero de 1715 reconoció la construcción de la catedral junto con el maestro Francisco Antonio de Roa. En el mismo año realizaron la tasación de lo que faltaba por construir en la obra.

La escuadra y el cincel, documentos sobre la construcción de la catedral de Morelia, Mina Ramírez Montes, UNAM, 1987.

De ancestros mestizos, era un carpintero radicado en Quito. Consta en documentos que el 6 de febrero de 1602 suscribió un concierto con el mayordomo mayor de la Catedral, Cristóbal Martín, y con el síndico mayordomo, Francisco Galavis, para fabricar cincuenta sillas de madera de cedro. Sin embargo, no cumplió con el convenio porque abandonó la ciudad, de modo que el deán y el Cabildo de la Catedral tuvieron que acudir al célebre carpintero Francisco Morocho para que lo ejecutara.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 160, 161

Nace hacia 1680, hijo de José Durán y Beatriz Gómez de la Fuente. Es probable que se inicie en la construcción al lado de su padre en 1696. Ya en 1707 dirigió la conducción del agua a la hacienda de los Dolores por encargo de los padres de la Compañía de Jesús de Tepotzotlán. En 1712 obtuvo carta de examen de su arte. Hacia 1720 lo encontramos como vecino de la ciudad de México en varios documentos.

En 1733 aparece como veedor de su gremio. En 1737 construyó dos casas frente a la torre vieja del convento de San José de carmelitas descalzas. En 1739 trabajó en el envigado de la escalera del convento de Jesús María. Y se le extendió nombramiento como maestro de obras del Hospital de Jesús por la muerte del arquitecto Pedro de Arrieta, cargo que desempeño hasta 1745. En ese mismo año valuó unas casas en la calle de Donceles. Figuró en la ciudad de México como maestro de las artes de arquitectura política y militar e ingeniero en lo militar, agrimensor y apreciador de aguas. En 1746, año probable de su muerte, da poder a su esposa Ursula Telléz Girón para poder testar a su nombre.

Capilla de Nuestra Señora del Carmen en la Iglesia de San Sebastián - Migue, Custodio Durán

Iglesia de San Juan de Dios - Miguel Custodio Durán

Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, MIGUEL CUSTODIO DURAN, 1990, vol. XVI, núm. 61, pp.231-243, RAMIREZ MONTES, MINA