El 11 de julio de 1809 solicitó el empleo de músico bajón de la Catedral de Quito. El bajón era un instrumento que había ideado Carondelet para remplazar al contrabajo y a la viola. Recibió el empleo y se desempeñó exitosamente con el invento.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 299