Santa Catalina de AlejandríaVIDA Y LEYENDA

La historicidad de Catalina es muy dudosa. Procedente de una familia noble de Alejandría, se niega a casarse con el emperador en persona. Sostiene victoriosamente una disputa con cincuenta filósofos alejandrinos, encargados por el emperador Maximiano de demostrarle la inanidad de la fe cristiana. Furioso por ese fracaso, Maximiano hace quemar vivos a estos filósofos, y después condena a Catalina a ser desgarrada por una rueda provista de puntas. Ésta se rompe milagrosamente. Catalina muere finalmente decapitada.

El relato, completamente legendario, de su vida se extendió a partir del siglo IX. Santa Catalina ha sido objeto de una inmensa veneración durante la Edad Media. Su culto se desarrolló de manera particular en Inglaterra. Fue invocada por Juana de Arco, al igual que santa Margarita.

Es la patrona de las jóvenes, que tenían el privilegio de colocar en la cabeza de su imagen una corona de flores cuando era su fiesta, así como de la gente instruida y los carreteros.

 ICONOGRAFÍA

A veces figura junto a las vírgenes Bárbara y Margarita, y lleva corona por su procedencia noble. A menudo es representada con la rueda de su martirio, rota, y la espada con la que fue decapitada. Puede aparecer también un busto roto a sus pies, que representa al emperador.

Se representan la escena de su martirio y la de su matrimonio místico con el Niño Jesús en los brazos de María (en el caso de Catalina de Siena el Cristo es adulto).

Fuente: Iconografía del arte cristiano, de Louis Réau.