Nació en Italia. Llegó al Nuevo Reino de Granada como hermano lego de la Compañía de Jesús. Entre 1633 y 1640 trabajó en el Retablo Mayor de la Iglesia de San Ignacio. El altar mayor de la iglesia de San Ignacio es una de las joyas del arte colonial de Bogotá. Este va adornado con tres tipos diferentes de columnas, para cada uno de los tres cuerpos. Debió morir en Bogotá.

Luis Alberto Acuña: “Ensayo sobre el Florecimiento de la Escultura en Santafé”. Editorial Cromos, Bogotá, 1932.
Alfredo Ortega Díaz: “Arquitectura de Bogotá”. Editorial Minerva, Bogotá, 1924.