Indio músico y cantor, natural del pueblo de Macají y morador de Riobamba. El 20 de octubre de 1627 se concertó con el Mayordomo de la Catedral, por un año, como ministril para tocar y tañer el bajón y bajoncillo. Debía enseñar a los ministriles, o sea a los que tocaban instrumentos de viento, en dicha iglesia. Los personeros de la Catedral debían pagarle cien pesos de ocho reales al año.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 296