Se ignora el lugar de su nacimiento. En 1567 se comprometió a construir la Catedral de Tunja por la suma de $ 600 pesos. Esta obra se la arrebató a Pedro Sosa, quien la había contratado por $ 800. Para 1574 terminó la construcción de la Catedral, razón por la cual se hizo el traslado solemne del Santísimo Sacramento. Debió morir en Tunja.

Catedral de Tunja, Colombia

Enrique Marco Dorta: “Las Catedrales de Colombia”. Capítulo XII, Tomo I, pp. 550-554 de la Historia del Arte Hispano-Americano de Diego Angulo Iñiguez. Salvat Editores. Barcelona, 1955.
Guillermo Hernández de Alba: “Arte Hispánico en Colombia”. Dirección de Información y Propaganda del Estado. Bogotá, 1955.