Activo en el siglo XVIII, sus obras pueden encontrarse en el seminario jesuita de Tepotzotlán. Podemos observar su obra en la realización de una serie de San Estanislao de Kostka, Toussaint la califica de popular e ingenua.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 172, 210