Catedral de Córdoba, ArgentinaJerónimo Luis Cabrera, al fundar en 1573 la ciudad de Córdoba quiso de inmediato dotarla de una Catedral. La primera catedral cordobesa fue modesta e iba a derrumbarse el 2 de octubre de 1677; se al rehacerla se amplió. Se iniciaron las nuevas obras en 1693 con la voluntad de hacer una iglesia de tres naves. Pronto las autoridades cambiaron el proyecto a una sola nave con su correspondiente crucero. Se trajo a José González Merguete o Merguelte para realizar la obra hacia 1697. Poco pudo hacer, y para 1710 año en que muere Merguete todavía la obra esta inconclusa. Es cuando los jesuitas traen al hermano Bianchi (o Blanqui), arquitecto reputado, que durante diez años entre 1729 y 1739 levanta la mayor parte de la obra. A mediados del siglo XVIII, el sevillano fray Francisco Muñoz levanta la estupenda cúpula. La cúpula posee nervaduras o costillas exteriores de perfil barroco. Los empujes se equilibran con cuatro torrecillas octogonales en los ángulos, el todo coronado por una linterna de domo bulboso. Las torres existían en tiempo de Blanqui hasta su segundo nivel. El remate de los campanarios consiste en un chapitel octogonal coronado por una pequeña linterna. En el interior la Catedral sufrió las mejoras deformantes típicas del progresista siglo XIX.

Historia del Arte Colonial Sudamericano, Damián Bayón et. al, Ediciones Polígrafa, 1989, p. 280