Pintor indígena que nace en 1517. Ubicó su primera residencia en Santa María Tlacuechincan o Santa María la Redonda y posteriormente en Santa María Analpa; contrajo matrimonio con Lucía Juárez y de esa unión procreó cuando menos tres hijos, entre los que se encuentran Francisca de la Cruz de Aquino y Jerónimo de Aquino Juárez. Aparece en 1555, realizando muchas obras en colaboración con Pedro Chachalaca, Francisco Xinmámal y Pedro de San Nicolás. Su obra más importante fue el retablo de la Capilla de San José de los Indios en el convento de San Francisco. Se componía de siete cuadros: en la parte alta, al centro, el Calvario; San Buenaventura y San Luis Obispo, a los lados; en la parte baja, al centro, el patrón de la capilla, San José entre San Francisco y San Antonio de Padua y como predela, el Cenáculo.

Marcos de Aquino ha sido objeto de controversia en los últimos años, está ligado a la veracidad del origen divino de la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Así ha sido, en realidad, desde pocos años después de las apariciones de la virgen de Guadalupe en ese lugar -situadas por la Iglesia católica entre el 9 y el 12 de diciembre de 1531-, cuando el provincial de los franciscanos, fray Francisco de Bustamante, sostuvo en 1556 que la efigie fue pintada por ese artista indígena, con lo que el religioso inició una conocida controversia con el entonces arzobispo de México, Alonso de Montúfar, quien fomentaba la devoción por ese supuesto hecho celestial.

Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, UNAM, 1962, p. 18
http://www.jornada.unam.mx/2002/12/10/02an1cul.php?origen=cultura.html