Compositor y violinista. Nace en 1783, hijo de Vicente Sáenz y Basilia Álvarez. Su niñez transcurrió en el Barrio de Capuchinas. El 28 marzo de 1816 ingresa como violín primero y cantor tenor en la Capilla de la Catedral Metropolitana. En los tiempos de la independencia alrededor de 1821, formaba parte de la orquesta junto a Rafael España, Juan de Jesús Fernández y Eduardo Sosa. También integró la orquesta que tocaba en los espectáculos de ópera que se ofrecían en el Teatro Carrera a mediados de siglo. Trabajó en docencia musical.

En el Repertorio Nacional de Música se han conservado dos obras de su producción: la Misa en Do, obra modesta probablemente para su uso personal, muestra recursos sencillos de construcción melódica como la secuencia, remembrando en algunos pasajes el trabajo de su padre Vicente Sáenz. La Misa en Sol, por el contrario, es un trabajo extenso de gran densidad instrumental, escrito para cuarteto de voces con acompañamiento orquestal incluyendo timbales, el que ha de haber sido escrito para una celebración importante en la Nueva Guatemala en la primera mitad del siglo XIX. La textura es homófona de corte galante, no obstante al final del Credo, utiliza procedimientos imitativos.