Compositor contemporáneo de Ventura Portillo y Narciso Trujillo. Compuso divertimentos, misas y piezas para el servicio litúrgico. Trabajó como maestro de Capilla en Quetzaltenango en 1805 donde, durante la celebración a San Carlos conformó y dirigió, para actuar en la misa, un coro y orquesta de inusual tamaño. Su música no fue conocida en la capital sino alrededor de medio siglo después en 1843. Su Misa en Re a tres voces recuerda el estilo de Vivaldi en sus acompañamientos y en algunas de sus secciones muestra la influencia vernácula del son. En el Repertorio Nacional de Música se conserva esta misa y su tonada Venid, venid a las bodas.