Uno de los primeros músicos prominentes de raíz africana conque contó Guatemala. Hijo de Gregorio Portillo y de Catarina Rivera. Se formó junto a José María López como discípulo del maestro José Castillo. El 2 de octubre de 1773 en sus diligencias matrimoniales declara ser mulato libre y que buscaba contraer matrimonio con Luisa Josefa Borja, así misma mulata libre.

Portillo, junto a Narciso Trujillo y Vicente Sáenz, fue de los primeros compositores guatemaltecos que imitaron y perfeccionaron los divertimentos de Vivaldi, tocándolos en los templos y fuera de ellos en los domésticos novenarios de la Virgen de Dolores. En el año de 1779 cuando se decide trasladar la Catedral a la Nueva Guatemala, Portillo trabajaba como músico en el Convento de la Concepción. Ya en la nueva ciudad en 1786, forma parte de los oficiales que apoyan a Manuel Mendilla para unificar los aranceles por servicios musicales que el gremio ofrecía. Su maestría en el diseño y balance de la estructura musical se hace evidente en su Acto de Contrición y en el Motete Vere Languores, digno ejemplar del más puro estilo barroco local de fines del siglo XVIII. Falleció prematuramente antes de 1788.