Violinista, cantante y compositor.  Nace en la Antigua Guatemala el 28 de enero de 1784, hijo de Francisco Godoy y Dominga Guzmán, ladinos de Amatitlán. A la edad de doce años se trasladó a la Nueva Guatemala de la Asunción. En 1807 contrae nupcias con Vicenta Mendizábal. Estudió en la escuela del maestro Francisco Aragón quien lo preparó para su ingreso como miembro de la Capilla de Catedral el 13 de septiembre de 1809.

La calidad de su trabajo como creador le permitió ser conocido en El Salvador y en Perú donde ejecutaron sus composiciones religiosas. La vigencia de su obra a finales del siglo queda demostrada por su presencia en el Repertorio Nacional de Música con doce composiciones, descubriéndose como un compositor de fluidez melódica extraordinaria planteada en claras estructuras que denotan dominio de las formas musicales barrocas y la orquestación prevaleciente.

Su producción abarca las dos formas comunes de música litúrgica en latín y castellano, vigentes a inicios del Siglo XIX, en un estilo apegado a los patrones barrocos más que al naciente clasicismo local. Sobresale por su técnica en el tratamiento de los instrumentos de cuerda como se observa en su Salve a 3 voces. Su arreglo de la antigua Secuencia a la Virgen de Dolores, el Stabat Mater para tres voces y piano ilustra una de las primeras piezas en que aparece el piano en la música sacra en Guatemala. La pieza muestra tratamiento contrapuntístico a pesar de la apariencia homófona de su textura. Emplea acordes disminuidos, acordes de séptima y mezcla de modos con frescas modulaciones que impelen las voces, esporádicamente a marchar en forma cromática. Por su parte los dos motetes Deus Meus y Consumatum est testifican la importancia que Godoy ofrecía a las partes instrumentales en su música vocal.