Nació probablemente en Santafé de Bogotá. En 1608 talló el coro primitivo de la Catedral de Bogotá, por encargo del Arzobispo Lobo Guerrero. Hacia 1624 trabajó en la ejecución del magnífico retablo del altar mayor de la iglesia de San Francisco, obra que había iniciado el escultor García de Ascucha. En ella trabajó sólo un año. Debió morir en Santafé de Bogotá.

Guillermo Hernandez de!: Alba: Teatro del Arte Colonial. “El Maestro del Altar de San Francisco” y “La Vida Trágica del Maestre del Altar de San Francisco”, pp. 69-90. Litografía Colombia. Bogotá, 1938.