Su nombre aparece en documentos de 1566 como maestro albañil indígena, vecino y natural de Quito. Trabajó largos años en cantería y fue el constructor de los arcos de la Catedral.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 193