Antonio de Pimentel fue un escultor que según parece no conoció el manejo del cincel, ya que sus obras fueron ejecutadas en barro cocido y luego recubiertas por estuco para imitar mármol.

Nació en Santafé de Bogotá. En 1654 ejecutó las figuras de la Virgen del Rosario, Santo Domingo de Guzmán – Santa Catalina de Siena sobre grupos de Serafines, para el frontón de la Capilla del Colegio del Rosario en Bogotá. En 1683 se colocaron sobre la misma portada la figura sedente de Santo Tomás de Aquino y la orante de Fray Cristóbal de Torres, Arzobispo de la Nueva Granada. (Esta es la primera escultura retrato que se hizo en Santafé de Bogotá). En 1695 hizo la estatua orante de Fray Cristóbal de Torres para la Capilla del Rosario. Debió morir en Bogotá.

Pedro María Ibáñez: “Crónicas de Bogotá”. Tomo I, p. 197. Biblioteca Popular de Cultura Colombiana. Bogotá, 1952.
Alfredo Ramos Díaz: “Arquitectura de Bogotá”. Editorial Minerva. Bogotá, 1924.
Luis Alberto Acuña: “Ensayo sobre el florecimiento de la escultura en Santafé”. Editorial Cromos. Bogotá, 1932.

Capilla del Rosario, Bogotá