Nace en 1590 en Santafé de Bogotá, Colombia. Ingresó al convento de San Francisco en donde se ordenó de sacerdote. Hacia 1622 debió aprender el arte de la talla con el maestro Ignacio García de Asucha, quien por entonces construía el altar mayor de la iglesia de San Francisco en Bogotá. En 1630 se inició la obra de los magníficos retablos de media talla que adornan el Presbiterio de la nave central de la iglesia de San Francisco en Bogotá, los cuales se le han atribuido al Padre Guiral. En 1633 es nombrado guardián del convento de San Francisco. Repite este nombramiento en 1648. Debió morir en Santafé de Bogotá.