Pedro Laboria fue posiblemente el mejor escultor de la Colonia en Colombia. Sus composiciones especialmente la del “Extasis de San Ignacio” son muy complicadas y sus figuras amaneradas con evidentes influencias del arte barroco europeo. Nace en 1700 en San Lucas de Barrameda, España. Llegó muy joven a Santafé de Bogotá, en compañía de don Cristóbal de Vergara, y fue contratado por la Compañía de Jesús. En 1739 trabajó en la escultura de San Francisco Javier moribundo. Entre 1739 y 1748 trabajó en el altar tallado y policromado con la alegoría del éxtasis de San Ignacio. Esta alegoría muestra al santo entregando su alma a Dios, rodeado por ángeles y serafines. El 11 de agosto de 1740 realizó el retoque de las imágenes del Santuario de la Peña. Murió probablemente en Bogotá hacia 1770.

Luis Alberto Acuña: “Ensayo sobre el florecimiento de la Escultura Religiosa en Santafé de Bogotá”, en: Iniciación de una Guía de Arte Colombiano, publicada por la Academia Nacional de Bellas Artes. Bogotá, 1934.
Ricardo Struve Haker: “El Santuario de Nuestra Señora de la Peña”. Imprenta Nacional de Colombia. Bogotá, 1955.
Luis Alberto Acuña: “Fichas para la historia del arte en Colombia. Pedro Laboria, el barroco que canta”. Lecturas Dominicales de “El Tiempo”, Bogotá, abril 26 de 1964.

Pedro Laboria

Pedro Laboria