Compositor, director, violinista, y cantante. Hijo de Manuel Estrada y María Patricia Aristondo. Al igual que su padre, sirvió prácticamente toda su vida como músico de la Capilla en la Catedral Metropolitana de Guatemala. Ingresó como tiple a la edad de 7 años, teniendo como maestros a Mateo Pellecer y Rafael Antonio Castellanos. En 1773 es propuesto por Castellanos, para trabajar como violinista y tenor. En 1782 se casa con Dominga Josefa Orantes, con quien procrea seis hijos: José María, José, Josefa, Ana María, Manuel y Manuela.  Cuando la Catedral fue trasladada a la Nueva Guatemala, Castellanos le encarga la cátedra de canto en el Colegio Seminario por un año y las clases en el Colegio de Seises. Allí enseñó canto llano, canto de órgano e instrumentos. Asistió a Castellanos en la composición de villancicos, por siete años. En el mismo lapso actúa como cantor en papeles obligados y primer violín y multiplica su actividad musical en las iglesias de San Francisco, La Merced, Remedios y Belén. Siendo oficial, el 11 de Julio de 1786, apoya a Manuel Mendilla en gestión presentada ante el Superior Gobierno para tratar de normar el ejercicio de los músicos de aquella época. Por ardides y rivalidad, pero con plena preparación para ello, fue nombrado como Maestro de Capilla de la Catedral, el 6 de octubre de 1797, en sustitución del maestro interino Miguel Pontaza. Inicia su trabajo con severidad contra faltistas. Despide a músicos que habían pertenecido a la Capilla por años como Francisco Aragón y contrata otros allegados como Agustín Granados y Desiderio Montalvo. Durante su gobierno compuso dos Libros de Música de canto llano y los Responsorios para los maitines donde había villancicos. Eulalio Samayoa, cantor de la capilla que trabajó junto a Estrada, afirma que éste, luego de tomar posesión de la Capilla inició a su capricho y con muestras de orgullo una serie de innovaciones principalmente en los villancicos de maitines, lo que motivó al cabildo a prohibir se cantasen villancicos en lengua castellana en el templo y en su lugar se cantaran en latín los Responsorios respectivos del Oficio de cada festividad. Luego de su fallecimiento en 1804 su puesto es ocupado por Vicente Sáenz.

Las obras conocidas de Estrada informan de su versatilidad en el manejo los géneros musicales prevalecientes en la Capilla a finales de siglo XVIII. Por una parte elabora solemnes Misas y piezas del repertorio funerario en Latín, algunas de carácter contrapuntístico como el Subenite Sancti Dei. Por otra, entre 1783 y 1790, practica la composición de tonadas, dúos y villancicos en castellano, los que muestran un espíritu alegre, sencillo y de sabor popular. La conformación vocal preferida por Estrada es la de dos tiples, alto y tenor. Los tiples actúan generalmente en papel secundario aun cuando a veces conducen la melodía. A la voz de alto como voz principal le asigna frecuentemente la melodía y el tenor actúa en la parte más grave como bajo.

Obras

Villancicos y cantatas para maitines

  • En los brazos de la aurora (1780)
  • Niño mío (1783)
  • Con nueva palma (1784)
  • Paso a paso (1784)
  • Adorad mortales (1785)
  • lágrimas devotas (1786)
  • Xacarilla xacarilla (1786)
  • Un preceptor (1786)
  • Diga ¿a quién busca? (1787)
  • Con afecto (1787)
  • Las zagalejas de antaño (1787)
  • Un Rodrigón (1787)
  • Levante pues (1788)
  • Milagrosa infanta (1788)
  • Demócrito y Heráclito
  • Ruega Jesús (1789)
  • No son rayos, no (1789)
  • Venid atended (1790)
  • Ea pastorcillos (1790)
  • Hoy que el mayor (1790)
  • Por más que las furias, cantata (1790)
  • No os ausentéis mi bien (1798)

Obras sacras

  • Misa en Do mayor, 2 tiples y órgano
  • Misa en Sol mayor, 2 tiples y órgano
  • Subvenite Sancti Dei, coro a 4 voces, 2 violines y órgano