Pintor español, contemporáneo de Miguel de Santiago, domiciliado en Quito y natural de Jerez de la Frontera en los Reinos de España. Fue hijo de don Antonio Montero y de doña Isabel de Igañez. Se casó en Quito con la criolla doña Felipa Ibarra con quien procreó varios hijos. Vivía en la parroquia de San Marcos y tuvo estancia en el pueblo de Cotocollao. Se supone que se integró a los talleres quiteños por los años de 1620 o 1630. Testó en Quito el 8 de abril de 1690 y murió en la misma fecha. Formó una compañía para la explotación de minas de plata en Malal, al Norte de Quito, que le ocasionó graves pérdidas económicas.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 232