Maestro pintor habitante de Quito que aparece por el año 1754 comprando una casa a doña María Casilda y a doña Dionicia Calvache, en el barrio de San Roque. Nada se sabe de su obra pictórica, salvo que fue el autor de las escenas del Viejo y el Nuevo Testamento en la iglesia de El Sagrario, así como de los cuadros de la vida de Santo Domingo.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 236