Autorretrato de Gregorio Vásquez de Arce y CeballosGregorio Vásquez Arce y Ceballos ha sido considerado como el mejor pintor de la colonia en Colombia. Nace el 9 de mayo de 1638 en Santafé de Bogotá, Colombia, hijo de Bartolomé Vásquez y María Ceballos, en la casa situada en la calle 11 Nº 3-99. Estudió en el Colegio Seminario de San Bartolomé, con los padres Jesuitas, y luego en el Colegio Gaspar Núñez de los padres dominicanos. Sus primeras lecciones de pintura las recibió en el taller de los Figueroa.

En 1657 encontramos su primera obra firmada, la cual se encuentra actualmente en la Iglesia de Guatavita. En 1658 fue expulsado del taller de los Figueroa, debido a la envidia que despertó en su maestro al ejecutar con gran perfección los ojos de una imagen de San Roque en la cual había venido trabajando don Baltasar de Vargas Figueroa.

Entre 1660 y 1700 ejecutó más de 50 cuadros para la Capilla del Sagrario, en Bogotá, por encargo de don Gabriel Gómez Sandoval. Entre ellos podemos mencionar: Los evangelistas; La última Cena (con 25 figuras de un tamaño mayor que el natural); Escenas bíblicas; Los desposorios místicos de Santa Catalina (copia del cuadro de Alonso del Arco), etc. De 1669 hay 3 lienzos firmados y fechados, son ellos: La visión de San Antonio; La Virgen con el Niño y Santa Ana y Virgen Modestísima, copia de Sassoferrato. En 1670 pintó Nuestra Señora de los Ángeles, y “El Purgatorio”, que hoy se encuentra en la Iglesia de Funza. En 1675 pintó un retrato del Padre Centurión, S. J., que hoy conserva el Museo Colonial de Bogotá.

En 1680 nace Bartolomé Luis, hijo de su matrimonio con doña Jerónima Berna. Encontramos un autorretrato de 1685. En 1688 pintó: La Muerte de San Francisco Javier, obra que hoy se encuentra en el Museo Colonial de Bogotá. En 1692 pintó los cuadros La Sagrada Familia, copia de Murillo y Sueno de San José. En 1696 realizó una arqueta con cinco pinturas: Una piedad; San José con el Niño; Santa Filomena; San Francisco de Paula y San Cristóbal. En 1698 pintó para la Iglesia de San Ignacio: El Calvario y la Predicación de San Francisco Javier; También el cuadro titulado: Donación de Imágenes al Superior de los Agustinos que es un supuesto autorretrato; y el retrato de don Enrique de Caldas Barbosa que hoy se encuentra en el Colegio de Nuestra Señora del Rosario.

En el año de 1701 fue apresado y condenado a prisión por haber participado en el rapto de doña María Teresa de Orgaz, amante del oidor don Bernardino, a quien tenían recluida en el Convento de Santa Clara por orden del Arzobispo de Santafé. Allí tuvo que terminar algunos de los 42 cuadros que le habían encargado para la Capilla del Sagrario de Bogotá. Además pintó el cuadro de San Liborio que conserva el Museo Colonial de Bogotá, y una Virgen de la Concepción. Al salir de la cárcel se vio reducido a una gran miseria.

En 1710 pintó el San Agustín, que se encuentra actualmente en el Museo Colonial. En este año se enloqueció definitivamente y no pudo volver a pintar. Muere en 1711 en Santafé de Bogotá.

En sus cuadros utilizó algunos sistemas criollos aprendidos de los indios, tales como el empleo de la goma elástica que tiene la ventaja de poder extenderse en capas delgadísimas sobre la superficie del cuadro, el uso del elemí y de los colores extraídos de arcillas, etc. Como miniaturista dejó obras muy interesantes.

Roberto Pizano: “Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos”. Camilo Bloch, Editor, París, 1926.
Roberto Pizano Restrepo – Pablo Argáez Valenzuela: “Catálogo de las Pinturas de Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos”. Camilo Bloch, Editor. París, 1926.
Roberto Pizano: “Biografía de Gregorio Vásquez”. Extracto de la monumental obra anteriormente mencionada. Biblioteca Aldeana de Colombia. Nº 59. Editorial Minerva. Bogotá, 1936.

Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos

Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos

Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos

Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos