Platero, hijo de Juan de Rueda, natural y residente de Quito. Suscribió concierto en 1652 con Diego de Lobato y Sosa para enseñar el oficio de platería a Diego de Lobato hijo, durante el lapso de cuatro años.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 274