Durante el periodo virreinal mexicano no se conoce mucho de la música profana, es decir, la que no es de carácter religioso, pues hasta la fecha se han encontrado relativamente pocos ejemplos de ella. Aunque no se conserve mucha música profana escrita para guitarra del periodo virreinal, podemos suponer que era un instrumento bastante popular, pues su construcción era más sencilla y barata que la de cualquiera de otros instrumentos.

Carátula del manuscrito de Chicago

En 1974 se dio a conocer la noticia de que en una biblioteca de Chicago se había encontrado el manuscrito de un tratado que se titula de la siguiente manera:

Explicación para tocar la guitarra de punteado por música o cifra, y reglas útiles para acompañar con ella la parte del bajo

El autor de este tratado es un personaje llamado don Juan Antonio Vargas y Guzmán. En el texto se presentan elementos de la técnica para tocar guitarra y otros conocimientos teórico-prácticos generales que tienen el fin de dar una formación musical más completa.

En la carátula podemos ver que el documento está fechado en 1776 y que don Juan Antonio era profesor de guitarra en Veracruz, ciudad del continente americano que se localiza en la costa del Golfo de México.

Carátula del manuscrito de México

En 1981 se encontró otro manuscrito del mismo tratado, esta vez en el Archivo General de la Nación de la ciudad de México. El cual era más completo, lo que hace suponer que el de Chicago es una copia del de México. En 1989 se encontró un manuscrito más de este tratado, que estaba en una librería de viejo en Oviedo, España. La carátula tiene la fecha de 1773 y menciona que don Juan de Vargas y Guzmán era vecino de la ciudad de Cádiz. Así se deduce que Vargas y Guzmán vivió en la ciudad española de Cádiz, y después viajó a América, donde se desempeñó como profesor de guitarra en Veracruz.

Carátula del manuscrito de Oviedo