Nació probablemente en Tunja. Entre 1686 y 1689 trabajó en el ensamblaje del retablo de la Capilla del Rosario en Tunja. Esta obra fue ejecutada por encargo de Fray Agustín Gutiérrez. El retablo de la capilla del Rosario de Tunja es una de las obras de arte más hermosas que conserva actualmente la vieja ciudad colonial. Los relieves se debieron a Lorenzo de Lugo y el dorado a Diego de Rojas. Es probable que este artista muriera en la misma ciudad.

Guillermo Hernández de Alba: “Arte Hispánico en Colombia”. Edición de la Dirección de Información y Propaganda del Estado. Bogotá 1955.
Enrique Marco Dorta: “Retablos del siglo XVIII”. Capítulo V, Tomo III, p. 267 de la Historia del Arte Hispano Americano de Diego Angulo Iñiguez. Salvat Editores, Barcelona, 1956.
Santiago Sebastián: “Album de Arte Colonial de Tunja”. Imprenta Departamental. Tunja, 1963

El Retablo de la Capilla del Rosario, Tunja