Convento e Iglesia de Santa Teresa, Lima, Perú (Demolidos)El año 1607 el Ayuntamiento acordó, a pedido de sus Alcaldes D. Juan de la Cueva y Villavicencio y D. Antonio de Monroy, que se solicitase que de México vinieran religiosas a fundar la religión de Las Descalzas de Nuestra Señora del Monte Carmelo de la Madre Teresa de Jesús. Pocos años más tarde, en 1615 el Alcalde General D. Fernando de Córdoba y Figueroa manifestó que había muchas personas devotas en esta ciudad que se complacerían de que en ella se fundase un monasterio de monjas de la Orden de la Madre Teresa de Jesús; acordando entonces el propio Cabildo solicitar licencia para conseguir lo propuesto.

El convento de Santa Teresa se construyó entre 1683 y 1686. Gran parte de él quedo destruido un año más tarde. No se sabe si fue reedificada. El claustro era uno de los mejores de Lima, de anchos arcos trilobulados en planta baja y carpintería de madera adintelada, con zapatas, en la alta. La iglesia fue reconstruida en 1750, después del temblor de 1746. Su fachada era característica de la arquitectura limeña del siglo XVIII. Aparte del imafronte, dos pequeños campanarios constituían el solo acompañamiento. El motivo dominante era una gran curva que acusaba la disposición interna. Lamentablemente el conjunto quedó destruido en el terremoto de 1904, y seis años más tarde se decidió derrumbarlo para ensanchar una calle.

Interior Santa Teresa

Historia del Arte Colonial Sudamericano, Damián Bayón et. al, Ediciones Polígrafa, 1989, p. 269