San BasilioHISTORIA Y LEYENDA

Uno de los cuatro padres de la Iglesia griega. Nació en Cesarea de Capadocia, Asia Menor, en 328. Se convirtió en obispo de su ciudad natal en 370 y murió en 379. Pertenecía a una familia de santos: su abuela, padre y madre, sus dos hermanos, San Gregorio de Nisa y San Pedro de Sebaste, y su hermana Santa Macrina, fueron todos canonizados por la Iglesia griega. Luchó con valor contra la herejía de Arrio, se enfrentó al emperador Valente que profesaba el arrianismo, e hizo devolver a los ortodoxos una iglesia cedida a los arrianos. Pero su popularidad se debe sobre todo a que fue el legislador del monaquismo oriental. Redactó la regla de los monjes basilios, única orden monástica que existe en la Iglesia griega.

Su vida se enriqueció con leyendas recogidas en la Leyenda Dorada. Habría recibido la vista de San Efrén, que vio una lengua de fuego en su boca. Cuando el emperador Valente quiso firmar una orden de destierro contra él, la pluma se le quebró tres veces entre los dedos.

ICONOGRAFÍA

En el arte bizantino aparece representado con frecuencia junto a los otros doctores de la Iglesia griega: San Gregorio Nacianceno y San Juan Crisóstomo. Pero nunca fue popular en Occidente, donde las escasas representaciones que existen se deben a la influencia del arte bizantino o de los monjes basilios.

Tiene como atributos el palio, una cruz de tres travesaños y una paloma posada sobre la cabeza o el hombro. La escena donde se enfrenta al emperador Valente en la iglesia de Cesarea forma pareja con la de San Ambrosio prohibiendo la entrada al emperador Teodosio en la iglesia de Milán.

Fuente: Iconografía del arte cristiano, de Louis Réau.