Catedral de Salvador, Bahía, BrasilEsta iglesia monumental es lo único que existe del antiguo conjunto arquitectónico jesuita, pues los edificios se destruyeron en un incendio en 1905. Esta iglesia, antes capilla del colegio, sucedió a otros tres templos jesuíticos del siglo XVI. Implantada en el Terreiro de Jesús, espacio urbano privilegiado que contiene otras construcciones religiosas, la Catedral fue comenzada en 1657, y quedó terminada quince años después en 1672. Construida con mampostería de piedra con revestimiento de mármol de Italia. El interior tiene una nave central y capillas laterales intercomunicadas y crucero, tiene trece altares de diversas épocas. La cubierta de madera de la iglesia fue realizada entre 1696 y 1700; la sacristía es una muestra de la arquitectura colonial de Brasil. Después de la expulsión de los jesuitas en 1759, la iglesia fue restaurada en 1765. Fue convertida en iglesia a partir de 1781.

Historia del Arte Colonial Sudamericano, Damián Bayón et. al, Ediciones Polígrafa, 1989, p. 410