San LucasHISTORIA Y LEYENDA

Era un judío helenizado, nacido en Antioquía de Siria, donde, según san Pablo y san Jerónimo, ejerció la medicina. Convertido por san Pablo, se hizo su discípulo favorito y lo acompaño en sus viajes. Después de la decapitación de san Pablo, habría continuado predicando el Evangelio en Egipto y en Grecia, y habría sido crucificado en Patras junto a san Andrés. Según otra tradición, tan dudosa como la anterior, habría muerto en Damasco.

La leyenda que lo presenta como el pintor de la Virgen no es anterior al siglo VI. Los retratos que se le atribuyeron corresponden a una época muy posterior, como el que se venera en la basílica de Santa María la Mayor, en la capilla paulina, es una Virgen bizantina del siglo XII.

ICONOGRAFÍA

Las representaciones de san Lucas pueden clasificarse en dos grupos: el evangelista y el pintor de la Virgen.

Como evangelista tiene como atributo un buey, con o sin alas. Se dan dos explicaciones para este símbolo. La primera es que el evangelio de Lucas es el que más insiste en el sacerdocio de Jesucristo, y el buey es el animal de sacrificio en el mundo antiguo. La segunda es que el buey corresponde a la primera letra del alfabeto hebreo, que se habría aplicado a san Lucas porque éste declara que Jesús es alfa y omega.

El arte de la Contrarreforma, después del concilio de Trento, tendió a sustituir al buey por el retrato de la Virgen, por el escaso decoro del primer tema. No obstante, los dos atributos no se excluyen.

Fuente: Iconografía del arte cristiano, de Louis Réau.