Fue un arquitecto italiano que trabajó al servicio del Imperio español, fundamentalmente en Chile. Nació en Roma en 1745, hijo de José Toesca y de María Ricci. En 1782 se casó con Manuela Fernández de Rebolledo, quién trataría de envenenarlo debido a que tenía problemas mentales, el hecho obligó a las autoridades a recluirla en un convento.

Inició sus estudios de arquitectura desde la milicia, pues en calidad de cadete de un regimiento de Milán, trabajó en el taller de Francisco Sabatini. En 1760 este fue nombrado arquitecto de la Corte madrileña; Toesca fue su discípulo más adelantado y viajó junto a él.

Toesca estudió Matemática en la Real Academia de Barcelona por alrededor de tres años, para luego retornar a Roma e ingresar a la Academia de San Lucas a fin de perfeccionar sus conocimientos.

Regresó a Madrid, donde revalidó su título italiano. En 1780 el obispo Manuel de Alday le escribió a su amigo el abate Pietro Toesca, consultándole por un arquitecto que pudiera hacerse cargo de la construcción de la Catedral de Santiago de Chile. El eclesiástico recomendó a Joaquín, quien arribó el mismo año al país.

Joaquín Toesca

Una vez instalado en Santiago, Toesca se hizo cargo de la obra de la Catedral y cuatro meses después aceptó la responsabilidad de erigir la Casa de Moneda. En 1782 los planos de la Catedral y de La Moneda estuvieron terminados. La prolífica labor de Joaquín Toesca continuó. En 1791, debió preocuparse de los tajamares de Santiago y de la planificación de la ciudad de Los Andes, incluyendo la reparación del puente sobre el río Aconcagua. En 1793, se le encargó la vigilancia del trazado del camino carretero entre Santiago y Valparaíso, además de una serie de obras menores en algunas iglesias de Colchagua. Murió en Santiago de Chile el 11 de junio de 1799.

Palacio de Minería, Chile