Iglesia de Santo Domingo, Santiago de ChileLa historia de Chile esta llena de terremotos, lo cual provocó que varias iglesias hayan sido destruidas y vueltas a levantar sucesivamente. Los dominicos poseyeron una primera iglesia de Santo Domingo que debe haber tenido un artesonado mudéjar sobre el coro. Destruido ese primer templo, el nuevo parece haber tenido tres naves, el cual a su vez quedó también pronto arruinado. En 1747 se inició una tercera iglesia, que es masomenos la que vemos hoy. Esta tercera versión fue levantada por el arquitecto de La Moneda, Joaquín Toesca, y fue inaugurada en 1771, aún sin sus campanarios, que fueron realizados diez años después. La fachada de esta iglesia se quemó en 1963, pero ha podido ser restaurada gracias a documentos de la época.

Este templo es de estilo neoclásico dórico, con algunos elementos característicos del barroco bávaro, como las torres de ladrillo, que fueron aportados por Toesca, y con en la decoración americanista en las archivoltas. Resulta parte dominante en la estructura el convento de la orden de los Dominicos, cuyos tres claustros ocupa gran parte de la manzana. El Convento es la casa de los frailes, donde además tiene su sede el Estudiantado del Vicariato donde se realiza un Diplomado en Teología. También es la Enfermería del Vicariato. El Templo, además alberga al Santuario de Nuestra Señora del Rosario (Virgen de Pompeya) y a la Pastoral Familiar y Juvenil del sector céntrico de la ciudad.

Historia del Arte Colonial Sudamericano, Damián Bayón et. al, Ediciones Polígrafa, 1989, p. 280