La Aduana de PortobeloFue en 1606 cuando el Consejo de Indias dió instrucciones precisas sobre el funcionamiento de la Aduana y ordenó que se construyera en la ciudad de San Felipe de Portobelo. La Aduana de la Mar fue terminada en 1630 durante el gobierno de don Alvaro de Quiñones. En el puerto, cientos de esclavos se ocupaban del descargue de las mercancías que los galeones traían de España. En la Casa del Tesoro las barras de plata y oro se almacenaban, y eran el medio de intercambio comercial entre España y América.

La Aduana prestó servicio hasta 1821. Actualmente la ruina de la Aduana se encuentra en buen estado ya que fue reconstruida y es utilizada como museo para la demostración de artículos de la época española.

Arquitectura Colonial en Panamá, Rubén Dario Carles, 1966, p. 13