La Catedral de Pasto, ColombiaLa que fue iglesia de Pasto en el primer tiempo de la colonia, fue destruida a raíz de un temblor. Desde 1751 se trabajó en su reconstrucción. Los elementos importantes de la obra nueva son, sus elegantes portadas, una en el frente y otra en uno de los costados del templo. La portada de los pies del templo consiste en dos grupos de columnas pareadas de orden toscano montadas sobre pedestal. Por encima del vano un correcto entablamento separa el arco de medio punto de nivel alto; en el que se abre una ventana escarzana sobre muro almohadillado. La portada lateral es copia de la del Colegio de la Compañía en Quito.

El arte nariñense se hace presente en el templo catedralicio con óleos de los maestros Isaac Santacruz y Miguel Astorquiza; así mismo el artista José León Erazo decoró la nave central, el artista Alfonso Chaves tuvo en sus manos el trabajo de dorar el retablo del presbiterio, los altares de la capilla de San José y San Francisco, el ábside de la capilla del Santísimo y los arcos de la nave central. Por su parte, el maestro Efraín Burbano fundió la campana mayor del templo, cuyo peso es de 90 arrobas. Las únicas reliquias que se conservan desde la época del templo de San Francisco son: la talla de Jesús Crucificado, que hoy hace parte de la capilla del Santo Sepulcro; un cuadro de San José, recordando la huida de la Sagrada Familia a Egipto; una gran cruz de madera, usada en la ceremonia del descendimiento el día Viernes Santo y la imagen de San Francisco de Asís.

Historia de Arte Colonial Sudamericano, Damián Bayón et. al, Ediciones Poligrafa, 1989, p. 263

http://maps.google.com/maps?hl=es&ie=UTF8&q=La+Catedral+de+Pasto,+Colombia&fb=1&hq=La+Catedral&hnear=San+Juan+de+Pasto,+Nari%C3%B1o,+Colombia&cid=0,0,2710942383313177295&ll=1.215762,-77.279656&spn=0.006295,0.006295&iwloc=A&output=embed