Maestro bordador indígena, natural de Quito. Firmó concierto con Pedro Leniz, Síndico del convento de San Francisco para “…acabar dos frontales del terno rico blanco de bordadura conforme a la frontalera del Altar Mayor que está acabada…”. La manufactura preciosa debía estar culminada para el día de San Francisco del año 1612, a un costo de doscientos veinte patacones.

El 26 de noviembre de 1616 hay otro concierto de este hábil bordador al que se califica de “indio ladino en la lengua española bordador” está firmado por Cristóbal Martín, Síndico del convento de San Francisco, Diego Tutillo se obliga a hacer una manga de cruz con las imágenes siguientes:

Una de María de la Concepción,
Otra de San Francisco,
Otra de San Antonio,
Otro de San Buenaventura,
Ocho Serafines,
Diez y seis ángeles