En 1602, aparece como ‘”indio ladino vecino de esta ciudad de San Francisco de Quito…”.Se obliga a pagar a don Carlos Atabalipa, noventa y nueve pesos y medio de plata corriente marcada, para la compra de dos solares y medio de tierra. En una escritura suscrita entre Diego Valverde de Aguilar y su mujer Magdalena Maldonado, para vender a Juan de Vera y Mendoza tres solares en Quito, se dice: “…arriba de las casas del Inga don Francisco Auqui linde con Andrés pintor y otros indios…”. Este Andrés pintor es Andrés Sánchez Gallque.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 220.