Consta en 1679 como indio pintor vecino de Quito. Fue hijo legítimo de Cristóbal de Orozco y de Petrona Criolla, indios. Se casó con Inés Aguirre, indígena, y no tuvo descendencia. Tenía casa detrás del Hospital Real de la Ciudad, en la calle La Ronda. Murió hacia 1680. Como se ve, Diego de Orozco pertenecía al gremio de los pintores y todas sus relaciones tenían que ver con este arte.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 223