Hay algunas referencias a este artista en el testamento de Juan Fernández Otavalo, del año 1677, el cual contiene esta cláusula: “…declaro que encargué a Sebastián Tontaqui indio oficial escultor que acabase una hechura de San Ildefonso de media vara, y tengo pagado cinco patacones… Sus hijos Francisco y Julián continuaron con el oficio.

ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES, Carmen Fernández, et al. QUITO, 2007, p. 176