El varón de DoloresLas dos representaciones del Varón de Dolores que consiguieron mayor popularidad a fines de la Edad Media son el Cristo de la Piedad de la Misa de San Gregorio y el Cristo de las cinco llagas.

1. El Cristo de la Misa de San Gregorio. Esta representación del Varón de Dolores, cuyo significado sacramental es evidente, derivaría de un icono bizantino ofrecido por el papa Gregorio Magno a la basílica romana de la Santa Cruz de Jerusalén. Se la explica por una visión, pero resulta más verosímil creer que fue a título de autor del Sacramentario que San Gregorio fue representado celebrando la misa frente al propio Cristo que aparece sobre el altar.

Es una variante del Ecce Homo, porque el Cristo desnudo lleva un cetro de caña y la corona de espinas, pero se distingue porque tiene las heridas del costado y las manos, por lo tanto, se le representa después de la crucifixión.

El tema apareció en Occidente a partir de mediados del siglo XIII, adaptándose sobre todo al arte francés e italiano.

2. El Cristo de las cinco llagas. El arte alemán prefirió, por el contrario, este otro tipo, que fue difundido por las cofradías de la Santa Sangre, por los flagelantes y por la Orden de Santa Brígida de Suecia, que había adoptado como insignia cinco pequeños discos rojos que imitaban gotas de sangre.

Existen diversos tipos: con los brazos cruzados, mostrando la herida del costado, e incluso recogiendo en un cáliz su propia sangre.

El varón de Dolores

El varón de Dolores

Fuente: Iconografía del arte cristiano, de Louis Réau.