La necesidad primordial de los conquistadores fue la de levantar fortalezas. Aunque estas en un principio estuvieron desprovistas de sentido arquitectónico, debido a que sólo eran provisionales.

La primera fortaleza que construyeron fue la de la Villa Rica de la Veracruz, el mismo año de 1519, cuando desembarcaron en México. Bernal Díaz del Castillo lo relata de la siguiente manera:

E hicimos una fortaleza y desde en los cimientos, y en acaballa de tener alta para enmaderar y hechas troneras e cubos y barbacanas, dimos tanta priesa que desde Cortés, que comenzó el primero a sacar tierra a cuestas y piedras e hondar los cimientos como todos los capitanes y soldados, a la continua entendíamos en ello y trabajabamos por la acabar de presto…

Bibliografía:
Arte Colonial en México, Manuel Toussaint, 1962, UNAM, p. 1