De 1649 a 1651 tenemos noticias de él como carpintero de la catedral de Puebla. En 1649 se le mando a hacer una cimbra para la cúpula de la misma, para lo cual declara que don Juan de Palafox y Mendoza le pagó dos mil pesos. En marzo de 1651, año en que ya no se encontraba Palafox, se le ordena quitar la cimbra que había dejado en la obra, sin embargo, él contesta molesto ya que se encuentra ocupado trabajando en Amilpas, y ya había terminado dicha encomienda. A lo cual el canónigo racionero Don Andrés de Luey, que era el obrero mayor, juez tesorero, receptor, cobrador y pagador de la catedral, decide darle quinientos pesos más para que realizará dicho trabajo.

Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, UN CARPINTERO POBLANO, 1962, vol. VIII, núm. 31, pp. 143, MAZA, FRANCISCO DE LA

 

De 1649 a 1651 tenemos noticias de él como carpintero de la catedral de Puebla. En 1649 se le mando a hacer una cimbra para la cúpula de la misma, para lo cual declara que don Juan de Palafox y Mendoza le pagó dos mil pesos. En marzo de 1651, año en que ya no se encontraba Palafox, se le ordena quitar la cimbra que había dejado en la obra, sin embargo, él contesta molesto ya que se encuentra ocupado trabajando en Amilpas, y ya había terminado dicha encomienda. A lo cual el canónigo racionero Don Andrés de Luey, que era el obrero mayor, juez tesorero, receptor, cobrador y pagador de la catedral, decide darle quinientos pesos más para que realizará dicho trabajo.

Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, UN CARPINTERO POBLANO, 1962, vol. VIII, núm. 31, pp. 143, MAZA, FRANCISCO DE LA