Siguiendo la labor de traer a la luz del mundo, artistas y artífices, personas que no son renombradas, y que sin embargo, contribuyeron a generar algo más en este mundo, a dejar una huella perpetua de que existieron y pasaron por esta vida, tal es el caso de la mayor parte de los canteros, cuyas noticias son mínimas, pero que permiten ver aunque sea en una fecha su nombre.

Fue uno de los canteros que trabajo en la portada la catedral de Morelia. Además dio el visto bueno a la labor efectuada por Francisco Martínez Gudiño en una de las torres.